Más México

Cremitas acapulqueñas o flanes de papelito rojo, un postre especial

Seguro las has visto. Y es que estas cremitas con su papelito rojo son un delicioso postre acapulqueño que inunda las avenidas de la costa. Sin embargo, a pesar de su gran popularidad, se desconoce su origen exacto.

¿Te lo perdiste? ‘Dulce de tejocote, el favorito de los vivos… y muertos’

Cremitas de Acapulco, teorías de su origen

Según algunas investigaciones, este postre era muy popular en España. Constaba de una crema elaborada con leche, yema de huevo, azúcar y aromas como la vainilla, el limón o la canela.

CREMITAS
YOUTUBE SABOR PATI

Generalmente, su nacimiento se sitúa en los conventos de Europa. Claro que otras teorías aseguran que su origen está en la Repostería Francesa.

Pero, sea cual sea la verdad, actualmente son uno de los postres más emblemáticos de Acapulco. Y como la mayoría de nuestros postres, llegó a nosotros con la fusión gastronómica entre México y España con la conquista.

¿Qué lo hace tan especial?

Su característica consistencia espesa se obtiene añadiendo fécula de maíz durante el proceso de cocción. Y aunque esa crema o natilla es un postre, también se emplea para rellenar buñuelos, milhojas, rosca de reyes o pan de dulce.

Si te encantan los sabores dulces o simplemente quieres probar un postre sencillo y popular, acá te compartimos esta sencilla receta.

Ingredientes

2 Leches evaporada (clavel)
2 Rajitas de canela
Azúcar o al gusto
2 Cucharadas de vainilla
4 Cucharadas de maicena o las necesarias para darle consistencia
1 Cucharadita de colorante amarillo
Canela molida
Pasitas al gusto
Capasillos rojos
También necesitas unos moldes flaneros

ESPECIAL

Preparación

  1. Pon las dos leches evaporadas en una olla o jarra medidora y agrega un poco de agua hasta que mida un litro. Pon la olla al fuego y añade las rajitas de canela. Esperas unos minutos hasta que hierva.
  2. Pon aparte la maicena con media taza de agua, luego el azúcar, la vainilla y el colorante amarillo. Mézclalo muy bien para que no queden grumos.
  3. Al primer hervor, baja el fuego de la estufa y vacía lentamente la mezcla que hiciste con la maicena. Después revuélvelo bien por 15 minutos o hasta que espese.
  4. Posteriormente, vacía la mezcla en los moldes y espera a que se enfríen. Más tarde, esparce algunas pasitas y mételos al refrigerador para que cuajen.
  5. Finalmente, sácalos del refrigerador y desmóldalos sobre los papelitos rojos. Ya sólo espolvorea sobre las cremitas un poco de canela molida para que sepan más ricas y listo.

FOTO PRINCIPAL: YOUTUBE CHAPIS Y HACK

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.