Más México

El pozole: 3 cosas que seguro no sabías

Siendo probablemente el platillo más popular de las Fiestas Patrias, el pozole es símbolo de tradición e historia

No cabe duda que el platillo preferido de los mexicanos para las Fiestas Patrias es el pozole. Convirtiéndose hasta en tendencia en redes sociales en cuanto da inicio el mes, su nombre va casi siempre ligado al de septiembre.

Aunque todos disfrutamos de la deliciosa combinación de carne, maíz, lechuga y rábanos, hay muchas cosas que ignoramos sobre esta receta. Sea verde, rojo o blanco; suele ir acompañado de incontables tostadas que complementan perfectamente su sabor. Por ello, hoy te contaremos algunas curiosidades sobre el plato estrella de la noche.

  • De acuerdo con datos del IMMS, el pozole puede considerarse saludable. Por supuesto, solo en ciertas cantidades. Para que se pueda clasificar como un platillo sano, deben consumirse solamente entre 90 y 100 gramos. Este sería el equivalente a un tazón mediano.
  • El maíz pozolero, como su nombre indica, es el que se utiliza generalmente en esta receta. También es conocido como cacahuacintle debido a su tamaño, similar al del cacao. Gracias a este maíz es que se le llama como lo conocemos hoy en día. Pozole proviene del náhuatl pozolli, que deriva de potzonalli, y significa espumoso. Esto se debe a que, al hervirlo, el cacahuacintle produce espuma.
  • Su origen se remonta a la época prehispánica, entre los años 1300 y 1500. Era un platillo ceremonial, y sólo podían consumirlo los nobles, sacerdotes y guerreros. Generalmente, se servía en las ceremonias dedicadas a Xipe Tótec, el dios de la regeneración del maíz, la guerra y la primavera.

Aunque es una tradición en todo el país, cada región tiene su propia manera de prepararlo. Mientras que el pozole verde proviene de Guerrero, la receta del rojo surgió en el norte. Y tú, ¿ya los has probado todos?

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.