Más México

El hijo del árbol de la noche triste en Dolores Hidalgo

El hijo del árbol de la noche triste fue llevado a Dolores Hidalgo, Guanajuato, en 1921

Lo que quedó del árbol de la noche triste después del incendio de 1981, permanece en pie en la Calzada México – Tacuba. A pesar de que había sufrido otros dos incendios antes; el de la década de los 80 fue el más grave, y del que no se logró recuperar. Sin embargo, años antes de que esto sucediera, las autoridades de distintos períodos se esforzaron en preservarlo; por lo que algunos de sus retoños fueron enviados a diversas partes de la república. El más de ellos es el llamado hijo del árbol de la noche triste que se halla en Dolores Hidalgo, cuna de la independencia en Guanajuato.

Las celebraciones que se hicieron para conmemorar el centenario del inicio de la guerra de Independencia son muy conocidas. Sin embargo, poco se recuerda lo que se realizó para el centenario de la consumación de la Independencia, en 1921.

Aunque la población aún se hallaba saliendo de la crisis que la Revolución Mexicana supuso en todo el territorio nacional; no podía pasarse por alto una fecha como la de la consumación de la independencia. El ambiente de nacionalismo aún se hallaba fresco en la mente de todos los habitantes, por lo que esta fecha resultó de gran importancia. Y por supuesto, el árbol de la noche triste adquirío enorme presencia como símbolo de victoria y libertad.

Fue precisamente en 1921 cuando el ahuehuete o sabino fue declarado como el árbol nacional; pues su presencia ha estado siempre relacionada a hechos históricos de gran relevancia. Además, muchos de los que se encuentran en México tienen cientos de años de antigüedad.

El hijo del árbol de la noche triste perpetuando la historia

Uno de los sitios en donde más se celebró el centenario de la consumación de la Independencia fue en Dolores Hidalgo, Guanajuato; debido a que aquí fue donde se inició la lucha. Por ello y para celebrar también el reciente nombramiento del árbol nacional; el entonces Distrito Federal envió un retoño del árbol de la noche triste a este lugar.

Junto al árbol se colocó una estatua, que representa a Hernán Cortés llorando, arrodillado. Este hecho fue bastante sonado en su momento, pues se trataba de la primera estatua de este hecho en todo el país. Y aunque no existen pruebas o registros de que el conquistador realmente haya llorado al pie del sabino; la historia ya forma parte de nuestra identidad cultural.

Si te interesa saber más sobre otros ahuehuetes famosos, te recomendamos leer acerca del Sabino Gordo, que se encuentra en el estado de Coahuila.

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.