Más México

De azúcar o chile, así son los tarugos, dulce tradicional mexicano

Los tarugos de tamarindo son uno de los dulces típicos mexicanos más conocidos alrededor de nuestro territorio. Incluso ha llegado al extranjero.

También te podría interesar: ‘Ricos tlacoyos de haba para #UnDíaSinCarne’

A pesar de que el tamarindo no es originario de México, se ha convertido en uno de los frutos más importantes para la alimentación en algunas zonas de nuestro país. Es muy común encontrarlos en zonas tropicales como Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Yucatán y Chiapas.

tamarindo
Foto: Eduardo Francisco Vazquez Murillo

El tamarindo de origen africano, fue introducido a nuestro país por los españoles en la época de la colonia. Fue así como se empezó a incluir el fruto en la comida diaria de los mexicanos.

Sabías que

Actualmente México es uno de los principales productores y consumidores de tamarindo.

Mismo ingrediente, diferentes sabores

Por su gran valor nutrimental y buen sabor, es usado para diferentes platillos y bebidas como en aguas frescas y tragos alcohólicos.

Pero eso no es lo único donde agregan este delicioso dulce, ya que también se suele utilizar en salsas y hasta mermeladas.

Además, al ser mezclado con otros elementos, se obtienen sabores únicos. Entre estas combinaciones podemos encontrar, manzanas con tamarindo, el famosísimo chamoy, y ni hablar de las cucharitas de este delicioso dulce.

tamarindo 2
Foto: Especial

Eso sí, lo que no puede faltar son los tarugos, este dulce se ha convertido en todo un manjar tradicional. Son elaborados de forma esférica -de unos 8 cm de diámetro- con pulpa de tamarindo mezclada con azúcar y jugo de limón. Ya se nos hizo agua la boca.

En cuanto a la versión picante, únicamente se les agrega chile piquín en polvo. Es muy común encontrarlos en abundancia en los caminos hacia los estados antes mencionados o en tu mercado favorito.

Lo mejor es que también puedes hacerlos en casa ¡Aquí te dejamos como prepararlos!

Ingredientes:

  • 1 kg de tamarindo
  • 1 litro de agua
  • 3 tazas de azúcar blanca
  • Chile piquín al gusto

Preparación:

  1. Quita la carnita del fruto de tamarindo, solo tienes que retirar la cáscara y los hilos que recubren la pulpa.
  2. Retira las semillas que se encuentran en su interior. Recuerda que lo único que necesitamos es la pulpa.
  3. En una olla con agua, coloca la pulpa y ponla a fuego medio. Observarás que comenzará a deshacerse, es importante que no dejes de moverla con una cuchara de madera, esto para evitar que se queme o pegue.
  4. Sin dejar de mover, agrega poco a poco dos tazas de azúcar. Cuando veas que la olla empieza a ser visible, retíralo del fuego.
  5. Espera a que la pulpa se enfríe un poco. Posteriormente forma pequeñas bolitas de tamarindo y pasalas en azúcar o chile piquín.

    ¡Listo! Ya tienes tus tarugos de tamarindo

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.