Atlacomulco, naturaleza y arquitectura virreinal

ATLACOMULCO

Aproximadamente a dos horas de la Ciudad de México se encuentra Atlacomulco, un pueblo que destaca por su arquitectura virreinal y su riqueza natural. Su nombre proviene de los vocablos náhuatl “Atlacomulli” y “co”, que significa “lugar donde hay pozos”.

Los primeros habitantes de esta región fueron los mazahuas sin tener registros exactos de su llegada. Después de la conquista, el pueblo fue encomendado a Francisco de Villegas en 1525. 

ATLACOMULCO
THE NEW YORK TIMES

En Atlacomulco se vivieron acontecimientos importantes durante la guerra de independencia. Uno de los más recordados es cuando Miguel Hidalgo atravesó el pueblo al frente del ejército insurgente en noviembre de 1810.

Este pueblo está rodeado por montañas de bosque mixto y de coníferas. Los árboles más abundantes de la región son el cedro, el encino, el eucalipto y el fresno por mencionar algunos.

¿Te lo perdiste? “El Corchal, paraíso maya con árboles de corcho”

Paisajes naturales que contrastan con lo virreinal en Atlacomulco

La arquitectura virreinal de sus edificios es, sin duda, uno de los atractivos del pueblo. Visita

la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe y asómbrate con su hermoso retablo. Ve también al Santuario del Señor del Huerto, cuya construcción se hizo íntegramente de cantera rosa.

Si buscas actividades culturales en Atlacomulco, puedes ir al centro cultural Isidro Fabela, donde vivió este escritor y gobernador del Estado de México. Pero si lo que buscas es relajarte en la naturaleza, visita el parque recreativo “Las Fuentes”, ahí podrás acampar y nadar en agua de manantial.

ATLACOMULCO
SIN EMBARGO

Otra opción es el parque Isla de las aves, donde podrás ver a cientos de especies de aves congregarse. Este lugar se ubica en la presa Trinidad Fabela, a la cual llegarás tomando la carretera que va a San Bartolo Morelos.

Si lo tuyo es el senderismo puedes ver al cerro Xocotépetl, uno de los más elevados del estado, con cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar.

O pasa unos días de relajación en el Parque El Ocotal. En sus 12 hectáreas encontrarás hoteles y cabañas, así como instalaciones deportivas, zona para acampar y un pequeño zoológico.

FOTO PRINCIPAL: WIKIPEDIA

Comments are closed.