Más México

3 leyendas coloniales que no te dejarán dormir

Aunque desde la época prehispánica existen historias en el Valle de México, las leyendas coloniales se caracterizan por tratar temas mucho más oscuros

Todos hemos pido alguna vez una leyenda mexicana. Ya sean sobre animales, agua, fenómenos naturales o hechos históricos, lo cierto es que las historias abundan. Y si bien las de la época prehispánica se caracterizan por tratar sobre la naturaleza y el respeto al entorno, las leyendas coloniales tiene un amplio rango de historias de miedo. Hoy te presentamos tres de ellas:

  • La leyenda del árbol vampiro:
    Se cuenta que, una vez, un acaudalado extranjero llegó a la ciudad. Poco tiempo después de su aparición, los vecino de la zona comenzaron a notar hechos extraños. Los animales empezaban a morir en circunstancias sospechosas, pero las alarmas se encendieron ante las desapariciones infantiles. Por supuesto, los habitantes de las calles cercanas comenzaron a investigar, y descubrieron al adinerado extranjero en acción. Si quieres saber como termina la leyenda y en qué parte entra el árbol, puedes leerla aquí.
  • El niño perdido:
    Esta leyenda le dio nombre a una calle durante varios años. En ella, conocemos la historia de Lauro, un pequeño cuyo padre lo trajo al Nuevo Mundo. El hombre se mudó buscando ofrecerle a su hijo un ambiente que no estuviera lleno de recuerdos de su madre fallecida. Sin embargo, el trágico final de esta historia persiguió los sueños de los habitantes durante tanto tiempo como la calle fue llamada en su memoria, antes de convertirse en el Eje Central. Si quieres saber qué le sucedió, puedes terminar de leerla aquí.
  • La calle de la joya:
    No cabe duda que las leyendas jugaron un papel primordial hasta en el nombramiento de las calles. Aunque el imaginar a alguien decir que te verá en la calle de la joya no suena para nada terrorífico, la historia que se oculta detrás sí lo fue. Todo comenzó cuando un hombre escuchó el rumor de que su mujer lo engañaba. Al tenderle una trampa, esperando desmentirlo, descubrió que el rumor era verdad. Cegado por los celos y la humillación, cometió un acto terrible. Si quieres conocer el fin de esta leyenda, haz clic aquí.

Si te gustan las historias, leyendas y datos curiosos sobre México, no te olvides de seguirnos en redes sociales. Así, te enterarás antes que nadie de las nuevas entradas donde te contamos más acerca de nuestro hermoso país.

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.