Más México

¿Ya probaste el ‘Bienmesabe’? Te endulzará el corazón

Conocer y experimentar los sabores de cada rincón de México, es un deleite a nuestro paladar. Y qué decir de los postres, nos endulzan el corazón. En esta ocasión nos trasladaremos a Chilapa, Guerrero, para saborear el ‘bienmesabe’. Un postre regional que hace honor a su nombre.

Se prepara con un pan típico de Chilapa llamado marquesote. Está hecho de huevo y azúcar. Este tipo de pan se remoja con un jarabe que lleva azúcar, vino dulce o jerez. Es cubierto con una especie de natilla de almendras. Y se decora con piñones, almendras, pasas o nueces.

Lleva varios pasos para cocinarlo. Pero el resultado es exquisito. Aquí te tenemos la receta.

Ingredientes

2 litros de leche

250 gramos de azúcar

3 rajas de canela

100 gramos de maicena o fécula de maíz

1 taza de agua

3 yemas de huevo

100 gramos de almendra

1 pan marquesote (también pueden ser sotelas o algún otro pan esponjoso)

 ½ taza de vino o jerez

½ taza de almendras fileteadas

½ taza piñón para decorar

Manos a la obra

Para preparar la natilla de almendras. Coloca en una olla la leche, el azúcar y la canela. Luego, licua las almendras, previamente peladas, con un poco de leche.

En otro recipiente, coloca la fécula de maíz, las yemas de huevo, dos tazas de leche y las almendras molidas. Bate muy bien para que no queden grumos. Esta mezcla la añadirás a la leche cuando hierva. E irás revolviendo a fuego lento con una cuchara de madera. Debes tener cuidado para que no se pegue.

Para la preparación del jarabe. En una olla pequeña, coloca agua, azúcar y una raja de canela. Deja reposar hasta que quede una especie de almíbar. Cuando se enfríe añade el vino o jerez.

Finalmente, en un refractario, pon una capa de la natilla de almendra, y rebana una capa de marquesote, coloca y báñalo con el jarabe. Como es seco absorbe muy rápido. Ya que quede esparcido,y todo el pan mojadito, pon encima más natilla. Decora con las almendras fileteadas y piñones.

Deja que se enfríe en el refrigerador. Estará listo para degustar. Quizás es un poco laboriosa su preparación, pero vale la pena por su sabor inigualable.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.