Más México

Tenemos billetes nuevos pero, ¿sabes dónde y cómo se producen?

El Banco de México se creó en 1925 y los billetes se traían desde la American Bank Note Company de Nueva York. Fue hasta 1969 cuando se construyó en el país la Fábrica de billetes donde cada año se producen aproximadamente mil 250 millones de ellos.

Walter Reuter

El proceso para la fabricación de un billete es el siguiente.

  1. Primero se hace el diseño. Se eligen los personajes, lugares… algo que resalte la historia y riqueza de México; claro, siempre consultando información y haciendo investigaciones a profundidad.
  2. Elección de materias primas. Hay dos materiales que se utilizan, el sustrato y la tinta de seguridad. Respecto al sustrato hay dos opciones, el de algodón y el de polímero. La tinta tiene fluorescencia, magnetismo y cambio de color como medidas de seguridad y autenticidad. El sustrato debe contener los elementos para evitar su falsificación que ya conocemos: marca de agua, fibrillas, la ventana transparente, hilos de seguridad.
  3. Las pruebas de seguridad consisten en doblar el sustrato muchas veces… ¿sabías que un billete de papel de algodón aguante 2 mil 500 dobles dobleces y los de polímero 10 mil? ¡El papel bond solo aguanta 20 dobleces antes de romperse! Mientras que para la tinta se utilizan solventes para ver si no se despinta, pasa por pruebas de viscosidad, tiempo de secado, resistencia al frote. 100% garantizado.
  4. Impresión. Hay cuatro fases de impresión, la primera es la impresión de fondos, donde los diseños de ambos lados se imprimen al mismo tiempo. En la segunda etapa, se imprimen los grabados, es decir, el relieve, a través de placas ya con el diseño que se utilizará y se planchan sobre el sustrato. En un tercer momento, se numeran los billetes revisando que no se repitan los folios. Si son billetes de polímero, la fase final consiste en su recubrimiento con un barniz especial.
  5. Verificación. Se examinan en una máquina que va ¡a 40 billetes por segundo! Si hay alguno defectuoso se destruye luego luego. Los que ya están revisados se van agrupando y empaquetando.
  6. Distribución. El Banco de México tiene colocados de manera estratégica sucursales o corresponsalías administradas por la Oficina Central, donde mandan las piezas a todo el país.
  7. Retorno y destrucción. Ya cuando están muy dañados o hay cambios, los bancos los van recogiendo y los regresan al Banco de México para ser destruidos.

Algunas cosas que debes saber…

Los billetes son de diferentes tamaños para que los invidentes logren identificarlos. Mucha gente interviene en la fabricación: diseñadores, ingenieros, almacenistas, y muchos especialistas más. Para la fabricación de billetes se toman en cuenta ciertos detalles como el inventario que se requiere según el Banco, la denominación preferida por las personas y el remplazo de piezas ya muy desgastadas.

Los billetes han sufrido cambios, se han retirado algunos, sus personajes varían, algunas ediciones se enfrentaron a inflaciones, otros han sido destruidos y se han creado nuevos… todo gracias al gran trabajo de la Fábrica de billetes, orgullosamente mexicana.

El Siglo de Torreón

 

¿Te gustó este artículo?

En Más México contamos con un gran equipo de profesionales que buscan llevarte a ti, la mejor información y contenidos más actuales de México de manera positiva. En estos tiempos difíciles, tu apoyo en muy importante para nosotros. Con tu aportación, sea cual sea el monto, nos ayudas a seguir mostrándote lo maravilloso que es este país. Y, al mismo tiempo, contribuyes a darle difusión a la gente que con su talento hacen un México mejor. Porque #TodosSomosMásMéxico #TodosSomosPepePérez #ConsumeLocal

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.