Plastibanca, una nueva forma de reciclar PET

Jóvenes estudiantes de la Universidad Tecnológica de Querétaro les han dado una segunda oportunidad a las bancas en desuso dentro de su escuela, restaurándolas con envases de PET reciclados. A este gran proyecto lo llaman “Plastibanca” y busca dejar el mobiliario escolar como nuevo.

El proyecto está a cargo de Gabriela Alejandra León de Jesús, Néstor Daniel Centeno Breña y Julio César Arteaga de Jesús, alumnos de la especialidad en Procesos Industriales de Plástico, apoyados por el profesor Saúl López Herrera.

Plastibanca nueva

Todo comenzó con un proyecto escolar para crear artículos de PET con la intención de restaurar las bancas que ya no tenían paletas, respaldos o asientos. Decidieron pintar la estructura metálica de las sillas y agregarle las nuevas piezas recicladas. Con lo que han aprendido en sus clases, lograron definir la temperatura, la presión y los tiempos adecuados para que la resistencia sea la óptima y dure más tiempo.

Es una opción muy viable, ya que los jóvenes comentan que es fácil, rápido y económico el proceso industrial que se les da; en primer lugar, porque hay demasiados residuos de PET en todos lados, las tapas y envases no faltan. Después, solamente se muelen, se ponen en moldes y se colocan en el horno a 200 grados, lo que, en realidad, no es mucha temperatura.

Fotos: conacyt

También pueden usarse para sillas de alumnos de preescolar porque no quedan filosas y son totalmente lisas. Además, quedan muy bonitas porque los elementos reciclados son de muchos colores, dándoles un toque muy especial y un diseño que hará las clases mucho más divertidas.

Lo mejor es que la Universidad los apoyará con un horno y el equipo que requieran para que después salga al mercado. Actualmente, el proyecto está dentro de la fase de pruebas mecánicas para verificar su calidad y cumpla con las normas necesarias de la Secretaría de Educación.

¡Ellos sí que saben cómo reutilizar y reciclar!

Comments are closed.