.
menu
close

Los instrumentos prehispánicos nos llevan al pasado

Escrito el 12 septiembre, 2017

los instrumentos prehispanicos nos llevan al pasado

Los instrumentos prehispánicos que se conservan hasta nuestros días representan una ventana fiel a la vida cotidiana de las culturas mesoamericanas.

A través de los sonidos y documentos que los respaldan, se puede imaginar la importancia que la música tenía en el pasado, así lo afirmó el músico y divulgador Gonzalo Ceja.

“Lo que yo hago es hacer un acercamiento a partir de estos instrumentos para que con la imaginación creemos escenas de la vida cotidiana, ceremonias rituales, cualquier caso donde la música haya tenido un papel relevante”, declaró en entrevista con Notimex.

Comentó que el término de Sonoridad Prehispánica es más preciso para referirse a los sonidos que los pueblos originarios producían antes del contacto con la cultura europea, debido a que no existen documentos escritos de este tipo de música.

los instrumentos prehispanicos nos llevan al pasado

Sin embargo, los vestigios arqueológicos y referencias históricas dan testimonio del valor cultural que la música tenía para los antepasados.

“La música tenía un alto nivel de respeto, de desarrollo y de evolución en nuestro pasado prehispánico, por las muestras de instrumentos originales que se han logrado conservar y por todos los vestigios de pintura mural, de los códices y los textos de cronistas.

“A mí no me queda duda, el alto respeto que tenían y alto desarrollo de la música en diferentes períodos y en todas las culturas mesoamericanas”, declaró el músico.

Desde hace más de 27 años, Gonzalo Ceja en su labor de investigador y divulgador de temas indígenas, ha recolectado instrumentos precolombinos hasta llegar a tener una colección de más de 400 piezas, entre réplicas exactas, artesanías y de ornato.

“Tengo de todos, de aliento, de percusión, sonajeros, es una colección que ha ido creciendo poco a poco, todos (los instrumentos) han tenido muchos momentos especiales”.

Platicó que su propuesta consiste en devolverles su funcionalidad e incorporarlos a la sonoridad contemporánea, también considera que al utilizarlos se pueden estudiar y de esa manera comprender la historia con otra perspectiva.

los instrumentos prehispanicos nos llevan al pasado

“Parte de mi propuesta es devolverles el carácter de instrumentos musicales, es decir no son adornos o piezas de contemplación para un museo.

“Cuando los empezamos a sonar, las historias y la imaginación cobran profundidad, yo siento que estos instrumentos nos cuenta la historia a su manera, en otros colores diferentes a los que podemos encontrar en un libro”, expresó el músico.

Lo que más resalta en su recopilación son los materiales con que están construidos los instrumentos: carapachos de tortuga, astas de venado, huesos de animales, pezuñas, cáscaras frutales y caracoles de mar.

“No son estéticamente muy bonitos pero su sonido es el que atrapa, ese sonido es el que más se acerca a la idea de la música y pues los utilizamos, esto es parte de mi trabajo, regresarles la categoría de instrumentos musicales, más que de adornos”, dijo.

Gonzalo Ceja incorpora estos sonidos en sus proyectos musicales, así como en sus presentaciones, sin embargo, para dominar artefactos de los que no existen estudios escritos, el músico tuvo que documentarse por diferentes fuentes y aprender de forma autodidacta.

“Tengo una selección de instrumentos muy afortunada, algunos se pueden más o menos ajustar a la afinación inglesa de los 440 hertz para hacer música o incorporarlos a los sonidos que son más familiares por los instrumentos modernos.

“Muchos son por sentido común porque los instrumentos tienen un diseño y ergonomía específica, la naturalidad te acerca a ellos”, aseveró.

los instrumentos prehispanicos nos llevan al pasado

El músico relató que una parte importante para regresarles su función fue el entender la cosmovisión de los pueblos y darles la importancia adecuada, que va más allá del valor histórico.

Explicó que los antepasados, al ser observadores de la naturaleza, detectaron todas las sinfonías de sonidos en los animales y en efectos como el correr del viento y el agua, que luego emularon en diferentes instrumentos y los aplicaban en distintos momentos de su vida.

“Parte de la investigación y lo que estoy proponiendo es acercarnos al sonido real desde nuestros tiempos y desde nuestros alcances para tener una idea un poquito más precisa de cómo era su visión generalizada.

“Para mí es un hilo conductor en la imaginación y los sentidos para acercarnos un poquito en la mente y el corazón a cómo pudieron haber sido las ceremonias, sabemos que había una ritualidad muy especial para todo”, explicó.

Como ejemplo de esta idea, Gonzalo platicó acerca de un tambor encontrado en la zona de Tlatelolco que está decorado con motivos celestes y la figura de un mono en un círculo concéntrico, el cual hace referencia al movimiento del cosmos.

Relató que el ritmo es una constante en el universo lo que genera una relación entre la naturaleza, la matemática, la observación del cielo y los sonidos, visión que tenían los antepasados.

En este sentido, enfatizó en la relevancia de la música para las sociedades prehispánicas, asegurando que “el arte florece cuando las necesidades básicas de una comunidad están cubiertas”.

Destacó que hoy en día la sonoridad continúa jugando un papel importante en la vida cotidiana.

“Yo ahora veo a los trabajadores de la construcción que si no tienen música no se mueven, yo creo que en el pasado prehispánico también había un grupo de músicos animando para que las personas pudieran tener un mejor desempeño en la construcción o en la guerra”.

Para difundir su trabajo e investigación, el cantautor creó proyecto de conciertos didácticos para que la gente conozca estos instrumentos, los valore y tenga una imagen distinta a la que ofrece la información disponible en libros o museos.

los instrumentos prehispanicos nos llevan al pasado

“Mi proyecto de conciertos didácticos uno de sus objetivos principales es demostrar que esta música puede ser una herramienta muy útil para los maestros, para sensibilizar al alumno y darle un contexto histórico del tema que está viendo”, explicó

Por ello invitó a las instituciones, escuelas y gobierno a impulsar este tipo de propuestas porque “es una cuestión identitaria, es decir, nos permite saber de dónde venimos, que nuestra historia no comenzó hace 50 o 100 años, sino que viene de centurias”.


Notimex

Echa el chal con nosotros