Más México

Las mejores leyendas de Día de Muertos

A una tradición tan importante como el Día de Muertos no podía faltarle su buena dosis de leyendas

Desde que el cempasúchil comienza a inundar las calles y los mercados, las leyendas se hacen presentes. La mayoría de las historias que se cuentan en México son sobrenaturales, y ¿por qué no decirlo? de terror. Por ello, el Día de muertos es perfecto para contar las mejores, y hasta existen algunas directamente relacionadas con esta fecha. ¿Las conoces?

  • Leyenda de los caballitos
    Los caballitos de Cuanajo, en Michoacán, son una de las costumbres más populares. No hay duda de por qué hay hasta una leyenda contando la razón de su importancia. Eso sí, también nos enseña a no dejar que ciertos sentimientos negativos se interpongan en nuestra actitud.
  • El hombre que no quería poner ofrenda
    Se cuenta que un hombre necio y poco amable no creía en el Día de Muertos. Se enfocaba solo en trabajar y no deseaba invertir su tiempo en poner una ofrenda o en prepararles comida. Sin embargo, pronto aprendería una lección muy importante
  • La llorona
    Si bien no habla directamente sobre esta tradición, sí que es costumbre narrarla en estos días. Vestirse de la llorona es incluso una de las varias maneras de salir a pedir calaverita o a pasar el rato. Y aunque no se toca la tradición, sí que se habla de los muertos y la relación con los vivos. Es la leyenda por excelencia, pues todo mexicano la ha oído alguna vez.
  • El charro negro
    De las más famosas y también de las más escalofriantes. Es la historia de un hombre sumamente caballeroso que se preocupa por el bienestar y de todo transeúnte que se le atraviese. La cuestión es, que perdió la vida hace ya algún tiempo, aunque eso no le impide continuar haciendo guardia.
  • La leyenda del cempasúchil
    Contrario a las espeluznantes historias anteriores, esta es una leyenda de amor. El sentimiento entre dos personas los llevó a estar juntos más allá de la muerte.

Como éstas, cada año surgen nuevas historias, y poco a poco, se van sumando más detalles a la tradición. Así, la vida va nutriendo los homenajes a la muerte.

Foto de portada: Ernesto Rodríguez en Pixabay

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.