Más México

Gelatina de mango: un postre sencillo y delicioso

La gelatina de mango es ideal para las tardes ocupadas donde te hace falta un toque dulce

A todos los mexicanos nos encanta comer mango. La pulpa dulce no solo es deliciosa; sino que además refresca y tiene una textura inigualable. Según datos de la Secretaría de Agricultura, cada uno de nosotros consume hasta 11 kilogramos de esta fruta al año. Por supuesto, nos las hemos arreglado para saborearlo en más de una presentación: jugos, helados, malteadas y demás postres. Debido a eso, el día de hoy te presentamos la receta de la gelatina de mango. Para prepararla necesitarás:

  • 1 lata de leche condensada
  • 3 o 4 mangos
  • 1 lata de leche evaporada
  • Una media crema
  • 1 queso crema
  • 1/3 de taza o 4 cucharadas de grenetina

El primer paso es lavar y pelar los mangos. Retira el hueso o la semilla y divídelos: 2/3 de la pulpa serán para la gelatina, y el resto para decorar. Licúa los primeros y después cuélalos en un recipiente.

Posteriormente, licúa la leche condensada, la evaporada, la media crema, el queso crema y la grenetina junto con la mezcla ya hecha de los mangos. Es importante que licúes primero el mango por separado; para que se deshagan bien y para poder colarlo.

Una vez que todo se encuentre licuado y perfectamente mezclado; vacía todo en un molde para gelatina o en el recipiente que hayas elegido y refrigéralo durante al menos dos horas.

Una vez pasado el tiempo necesario o hasta que haya cuajado; saca la gelatina de mango del refrigerador y échale encima el mango restante cortado en pequeños cubos. Si es de tu gusto, puedes agregar también pequeños trozos de nuez o del ingrediente que gustes. Sirve, decora ¡y disfruta!

Si te gustó esta receta; te recomendamos preparar también un delicioso arroz con leche o un pay helado de fresas o de cualquier otra fruta que sea de tu elección.

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.