Más México

Ex-hacienda de Chautla en Puebla

Un castillo rodeado de agua

Entre la Ciudad de México y Puebla en alguna vez llamado marquesado de la selva Nevada existe un espacio que ofrece mucho más en tan solo 60 hectáreas

Cómo bien sabemos uno de los tesoros de México son sus pirámides y construcciones prehispánicas.

Sin embargo arquitectos extranjeros también dejaron un legado al estilo del viejo continente.

A lo largo de la República Mexicana existen edificios creados por artistas internacionales.

Uno de ellos es el Castillo Gillow una edificación inglesa ubicada dentro de la ex-hacienda de Chautla.

Dentro de esta área el marqués Manuel Rodríguez de Pinillos construyó la hacienda de San Antonio Chautla.

Hablamos de una serie de habitaciones, patios y jardines, de arquitectura tradicional bordeada por paredes blancas y una cocina recubierta con mosaicos de talavera.

También se cultivaba frijol, trigo y tejocote.

El color y la textura de los muros del castillo general un contraste que impresiona la primera vista.

Además, estar en medio de una laguna remite de inmediato a la zona de castillos europea.

Fue en el 2014 en el año en el que se concluyó la rehabilitación y remodelación de parques y jardines así como de la zona ecoturística.

De la misma manera el hospedaje se concesionó a hoteles Misión, que, desde entonces, se encarga de ofrecer un servicio más completo.

El sitio se encuentra a las afueras del pueblo de San Lucas el Grande.

Llegará y toma 50 minutos en automóvil desde la capital y aproximadamente una hora y media desde la Ciudad de México.

La entrada al parque tiene un costo de $40.

Chautla está abierta al público de lunes a viernes de 8 a 17 horas y los fines de semana de 8:30 a 17:30 horas.

Entre las actividades que se pueden realizar encontrarás paseos en lancha, pesca, senderismo, tirolesa, bici de montaña e incluso escalar.

Visita la ex-hacienda de Chautla y compártenos tu experiencia

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.