El material que podría sustituir al unicel, es un invento mexicano

El ingeniero mexicano, Axel Gómez Ortigoza, inventó un biomaterial que podría sustituir al unicel. Se llama Fungicel y está elaborado a partir de desechos agrícolas. Principalmente paja, que se transforman por un hongo.

El procedimiento consiste en esterilizar y moler la paja. Luego se mete a una incubadora y se agrega el hongo… ¡y en 15 días ya está hecho el biomaterial! Axel, ingeniero en biotecnología por el Tec de Monterrey, explicó que el hongo actúa como un aglomerante natural y secreta quitina. Una sustancia que permite que absorba el impacto, sea moldeable, aislante y retardante al fuego.

Bueno, bonito y barato

La verdad es un proceso sencillo, barato, eficiente y sin muchos insumos. Lo mejor es que se degrada en 30 días. Así que puede ser utilizado como composta para nutrir la tierra. A diferencia del unicel, que es un material muy tóxico y poco sustentable.

Axel y su hermano, Alexis Gómez Ortigoza, licenciado en administración financiera, tienen una empresa llamada “Polybion”. Aquí cuentan con un cepario (una colección de microorganismos) de más de 20 especies de hongos recolectados de bosques mexicanos que ocupan para sus innovadores proyectos. 

Con el Fungicel ya se han fabricado empaques para botellas de vino. Pero también están trabajando en pruebas de protectores para electrodomésticos. Por ahora la metodología de modificación genética del hongo para la producción del material sigue en el proceso de patente en México y Estados Unidos.

Por supuesto que aún hay cosas por mejorar. Por ejemplo, la resistencia y la impermeabilidad. Además, se busca que tenga color, olor y textura, que conduzca electricidad, entre otras cualidades.

Una historia de emprendimiento y de preocupación por el ambiente

En el 2017, su empresa “Polybion” ganó la competencia de pitch de INC Accelerator en Monterrey. El festival de emprendimiento e innovación más importante de Latinoamérica. Este encuentro propicia la conexión con personas que apoyan proyectos y negocios de nuevos emprendedores.

Por si fuera poco, el joven biotecnólogo ha sido reconocido por la revista MIT Technology Review como uno de los 35 innovadores menores de 35 de toda Latinoamérica en el 2018, en la categoría de Inventores. ¡Qué orgullo!

Fotos: PolyBion Biomaterials

¡Esperemos que el Fungicel pronto pueda ser utilizado como empaque en todos lados!

Comments are closed.