Rafa Márquez, el adiós al Káiser de Michoacán

Un grande se despide de las canchas. Rafael Márquez se retira del balompié profesional tras habernos dado tantos momentos de alegría durante 22 años de carrera. Nació en Zamora Michoacán y desde pequeño mostró su pasión y talento para el fútbol. A sus 14 años comenzó jugando en las fuerzas básicas del club Atlas, debutando en primera división en 1996, con tan sólo 17 años. En ese mismo año fue convocado por la Selección Mexicana para jugar un encuentro amistoso contra Ecuador. En 1999 fue transferido al equipo AS Mónaco de Francia.

 

 

Rafa en club Atlas. Foto: @AtlasFC

La muerte de su padre en el 2003 fue un suceso muy complicado para él por lo que le dedicó, en ese mismo año, su llegada al FC Barcelona, con quienes conseguiría dos copas de la Champions League (en los años 2006 y 2009, respectivamente).

 

 

Otros de los títulos conseguidos en el viejo continente fueron la Supercopa de España y  de Europa, la Copa del Rey en el 2009 y el título del Mundial de Clubes. Más adelante, jugó durante un tiempo en el New York Red Bulls y regresó a México con el Club León. En el 2014, volvió a Europa pero ahora con el Hellas Verona de Italia.

Para la etapa final de su carrera volvió con el club Atlas y cerró con su participación en Rusia 2018, llegando a octavos de final. Cinco mundiales se lucieron con su presencia: Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018, haciendo un gran papel de defensa y capitán. Rafa Márquez se convirtió en uno de los futbolistas mexicanos más reconocidos en la historia de este deporte y no hay duda de que siempre entregó todo por defender las canchas y su pasión.

Comments are closed.