Más México

La UNAM en lucha por la conservación de la guacamaya roja

La guacamaya es un ave que se adoró y consagró en las culturas maya y azteca. A través de sus plumas veían un espectacular amanecer. El rojo escarlata que predomina en ellas representa el fuego solar, las plumas amarillas los rayos y el tono azul el cielo.

Desafortunadamente, esta especie de psitácidas (loros) se encuentra en peligro de extinción en nuestro país desde los años 70. Esto debido a que las crías son cazadas y vendidas en el mercado negro de mascotas. Además, su hábitat está desapareciendo por la imparable tala de árboles. En épocas anteriores abundaban ejemplares en Tamaulipas, San luis Potosí y Campeche. Actualmente sólo se observan en las selvas de Oaxaca, Chiapas y Guatemala.

guacamaya 1

También te puede interesar: ‘Parque Tezozómoc, hogar dulce hogar para los ajolotes’

La guacamaya y el esfuerzo por preservarlas

Desde hace varios años y con el propósito de evitar su desaparición, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en colaboración con la Universidad Veracruzana, impulsan un proyecto de liberación y vigilancia en la región de Los Tuxtlas, en Veracruz.

De acuerdo con la Doctora Patricia Escalante, especialista del Instituto de Biología de la UNAM, y quién está a cargo de la iniciativa, se trata de un proyecto que comenzó desde hace más de 20 años.

Fue gracias a una colonia en cautiverio que se encuentra en el Parque Ecológico de Xcaret, que desde 1993 comenzó un programa de reproducción. Su objetivo fue reintroducir a la guacamaya en áreas que poblaban originalmente.

La primera parvada se introdujo con éxito en 2013, en Palenque Chiapas. En esa ocasión colaboraron el Instituto de Biología de la UNAM, la asociación civil Acajungla y los ecoparques Aluxes, Xcaret y Palenque.

En 2014, en la reserva ecológica Nanciyaga (ubicada en la selva de Los Tuxtlas), fueron liberadas 56 guacamayas. Desde ese entonces pusieron en libertad siete grupos con un total de 189 aves, logrando su adaptación cerca de 155.

guacamaya 2

Arduo entrenamiento

Para que las guacamayas logren una exitosa liberación se les enseña a no estar en el suelo para que no las alcancen sus depredadores. Las entrenan persiguiéndolas con redes para que les teman a las personas y no se dejen atrapar. Esto les sirve para que tengan condición física, practiquen su vuelo y se adapten a la vida salvaje.

Los biólogos universitarios incluso brindan pláticas a las comunidades de la zona para crear conciencia sobre las consecuencias que ocasionarían si desaparecieran. A raíz de esto, los pobladores las cuidan, las protegen y les dan de comer. Al mismo tiempo fortalecen el turismo y la economía regional.

La Doctora Escalante mencionó que el programa de conservación tiene buenas perspectivas. Apuntó que la mayoría de las aves han sido capaces de obtener su propio alimento.

Una vez agradecemos la enorme lucha que realiza la UNAM y las instituciones que se preocupan por la guacamaya. Por ellos aún admiramos su espectacular vuelo en nuestras junglas.

Con información de UNAM Global

Fotos: DGCS UNAM

¿Te gustó este artículo?

En Más México contamos con un gran equipo de profesionales que buscan llevarte a ti, la mejor información y contenidos más actuales de México de manera positiva. En estos tiempos difíciles, tu apoyo en muy importante para nosotros. Con tu aportación, sea cual sea el monto, nos ayudas a seguir mostrándote lo maravilloso que es este país. Y, al mismo tiempo, contribuyes a darle difusión a la gente que con su talento hacen un México mejor. Porque #TodosSomosMásMéxico #TodosSomosPepePérez #ConsumeLocal

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.