El ‘Dragoncito azul’: Especie mexicana en peligro de extinción 😢

Dragoncito azul principal

Al sur de la Sierra Madre Oriental habita una especie muy particular de lagarto del género Abronia Graminea, mejor conocida como Dragoncito Azul. Es endémica de nuestro país. Habita en las zonas altas de Veracruz y algunas de Puebla, a una altura de entre mil 350 y 2 mil 743 metros sobre el nivel del mar.

El Dragoncito Azul es un pequeño reptil con cuerpo y cola alargados, y patas cortas. Tiene una cabeza más gruesa y triangular. Además, posee una cola prensil que le ayuda a trepar a los árboles.

Son insectívoros. Comen grillos, saltamontes, cucarachas, tenebrios, entre varias especies más. Al igual, son diurnos y viven en las altas copas de los árboles de pino-encino y bosque mesófilo de montaña. Se caracterizan por su llamativo tono verde y azul turquesa.

Desafortunadamente, esta especie está amenazada y en peligro de extinción. Esto debido a la perdida de su hábitat como consecuencia de incendios, de la deforestación, el cambio de uso de suelo para prácticas agrícolas, así como el comercio ilegal para ser vendidas como mascotas.

dragoncito azul

Foto: El País

Chécate esto: ‘¡Salud por los empaques de cerveza sustentables!’

Por otro lado, muchas personas las agreden e incluso matan porque piensan que son venenosas por su peculiar color y su lengua negra, pero son inofensivas. Todo esto ha hecho que varias de sus poblaciones se vean seriamente afectadas y en peligro.

Grandes esfuerzos de conservación

Es por eso que, desde el 2007, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, añadió a esta especie a su lista roja de especies amenazadas. Cabe mencionar que también existe una red de tráfico ilegal de Abronias Gramineas entre México y Europa.

Tan solo en 2016, cuatro ejemplares fueron recuperados por la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) en el Aeropuerto de Colonia (Alemania). De acuerdo con la autoridad ambiental, no existe un número preciso de cuántas especies son vendidas ilegalmente dentro o fuera del país, pero de 2005 al 2017 se aseguraron 97 ejemplares.

dragoncito azul 2

Foto: Expresso.Press

Por un ejemplar, en el mercado negro se paga hasta 300 euros, cerca de 7 mil pesos. Y sí pueden vivir en cautiverio, pero pierden su tonalidad azul y se vuelven opacos, detalla Natalia Fierro, del laboratorio de Herpetología del Instituto de Biología de la UNAM. Por eso recomienda no comprarlos, ya que se pone en riesgo su supervivencia. Además de que es muy complicado mantenerlos vivos.

Así que urge tomar medidas para evitar que el ‘Dragoncito Azul’ se siga comercializando o atacando. La única área natural protegida con la que cuentan es el Área Natural Protegida Pico de Orizaba. Pero hay que actuar para salvaguardarlo y evitar su extinción.

Cuidemos las áreas naturales y sigamos reduciendo nuestro uso de plástico. Estas pequeñas acciones harán la diferencia.

Comments are closed.