Más México

Tlalmanalco, un pueblo encantador del Estado de México

Paisajes mágicos, deliciosa gastronomía y tranquilidad es parte de lo que puedes encontrar en Tlalmanalco, un pueblo del Estado de México. 

Su nombre en náhuatl quiere decir “lugar de tierra aplanada o nivelada”. Y quienes habitaron este pueblo en la antigüedad (alrededor del siglo III), fueron los nonohualcas, que pertenecían a los grupos chalcas. Los Chalcas fueron de los últimos pueblos que dominaron los Mexicas y se convirtieron en tributarios de Moctezuma II hasta que llegaron los españoles. 

¿Te lo perdiste? “Coxquihui, lleva la tradición por sus calles”

Un pueblo lleno de encanto

Entre los lugares que debes visitar de Tlalmanalco está la Plaza de Armas. Ahí se encuentra el Palacio Municipal con un típico quiosco al costado. Dentro del Palacio Municipal está el Museo Comunitario Nonohualca, donde puedes ver más de quinientas piezas arqueológicas del municipio. 

Tlalmanalco

Otro atractivo es el Convento de San Luis Obispo, edificado por manos indígenas a cargo de los franciscanos. Este conjunto conventual se construyó de 1521 a 1590, pero lo que más resalta es su Capilla Abierta. Se trata de una de las obras arquitectónicas virreinal más bonitas del país. Pues su decoración tiene elementos del arte románico y gótico. Sin duda forma un paisaje único con el Iztaccíhuatl al fondo. 

Comida y artesanías de Tlalmanalco

Y si hablamos de comida, en Tlalmanalco son especialistas en los mixiotes de pollo y carnero, la barbacoa y la sopa de hongos. También de los tlacoyos de haba, frijol y requesón; los tamales de capulín y elote; así como de otros platillos y antojitos. 

Entre los días de mayor festejo están el 20 de agosto, día de San Luis Obispo; y la de San Rafael, el 29 de septiembre. Al igual que el día de muertos, reyes y el día de la Candelaria. En cada una de las fiestas el ambiente se llena de música y de los famosos chinelos.

PINTEREST

Y para época navideña se venden adornos hechos con productos del bosque. 

Gracias a sus paisajes naturales, puedes realizar ecoturismo y visitar partes de los bosques. Pero con sus edificaciones y toques novohispanos también es excelente para conocer más de la historia del país. 

Tlalmanalco está al sureste del Estado de México y se encuentra a tan sólo 48 kilómetros de la Ciudad de México. Aproximadamente a una hora y media de distancia. ¿Te gustaría conocerlo?

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.