Más México

Tin Tan, recordándolo a 104 años de su nacimiento

Germán Valdés, mejor conocido como Tin Tan, fue uno de los comediantes más completos y complejos de la cinematografía mexicana. Nació un día como hoy, pero de 1915. Antes de ser conocido por el apodo con el que pasaría a la historia de la comedia, fue llamado de diversas maneras como: La “Chiva”, el “Pachuco Topillo” o “Topillo Tapas”. Y hoy, celebramos 104 años de su nacimiento.

¿Te lo perdiste? “‘La Camarista’ es la película que representará a México en los Oscar”

Una chispa escénica que sobresalió desde su infancia

Germán Valdés vivió parte de su infancia en la Ciudad de México, tiempo después se trasladó a Veracruz y más tarde a Ciudad Juárez. Desde pequeño, fue un niño inquieto al que le encantaba cantar y hacer imitaciones de todo. En su juventud trabajo como sastre, guía de turistas, en la Compañía de Luz y de mandadero y barrendero.

Tin Tan
La Nación

Su vida no fue fácil hasta que se unió a la compañía de Paco Miller para sustituir a un comediante. Desde ese momento encontró su vocación definitiva. Pues su actuación encanto a todo el mundo. Cuando conoció a Marcelo Chávez tuvo la oportunidad de debutar en el teatro Iris, y fue en ese momento que decidieron bautizarlo como Tin Tan.

Tin Tan, un ser único

Su atuendo pachuco es lo que más lo caracterizaba, los pantalones aguados pronunciados, el amplio saco de grandes hombreras. Además de su reloj de cadena, zapatos de colores y por supuesto, un sombrero de ala ancha con plumas de pavo real. Lo convertían en un personaje sin igual.

“En su momento Tin Tan tuvo que lidiar con los ataques inclementes de intelectuales y columnistas de moral chata y venenosa que criticaban su tendencia a deformar el idioma. Que lo tachaban de obsceno y que se metían incluso con su aspecto físico”.

Rafael Aviña, autor artículo “Tin Tan”

Icono de la comedia

En su temporada en el Iris, Tin Tan cobraba 40 pesos diarios alternando con Agustín Lara y María Victoria. Y durante su carrera se hizo de una gran familia de actores como Manuel ‘El Loco Valdés’ y Ramón Valdés, Don Ramón, de la vecindad del Chavo.

Su faceta más importante fue en la pantalla chica, al participar en más de un centenar de películas comenzando con “Hotel de Verano”, de René Cardona, en 1943. Su infinita filmografía lo convierten como una de las estrellas más sobresalientes de la Época de Oro del Cine Mexicano.

Pero su carrera no sólo fue actuación, ya que grabó varios discos y actuó en diferentes escenarios nocturnos como El patio en la capital. Una de sus grabaciones más conocidas es la canción Bonita, un tema del compositor Luis Arcaraz que interpretó un sinfín de ocasiones.

Adiós a una figura emblemática

Sin embargo, su corazón se detuvo un 29 de junio, cuando los doctores lo diagnosticaron con una enfermedad fatal: cáncer de páncreas. Su vida vio el final ese día, y el corazón de todo el pueblo se estremeció. Ya no habría más pachuco, sólo la imagen, obra y talento que nos quedará en la memoria para siempre.

“Germán Valdés se mantiene como el comediante más completo de la cinematografía nacional, con una carrera que apostó. Sobre todo en sus primeros trabajos, por una innovación incomprensible para su tiempo”.

Rafael Aviña
WIKIPEDIA

FOTO PRINCIPAL: IMDB

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.