Más México
Terror a la mexicana: Monstruos que le enchinan la piel a los mexicanos

Terror a la mexicana: Monstruos que le enchinan la piel a los mexicanos

Protagonistas de las pesadillas de los mexicanos… Esas extrañas criaturas capaces de erizarnos la piel, envolvernos en un mundo de terror y llevarnos a sentir un suspenso inexplicable.

Protagonistas de las pesadillas de los mexicanos… Esas extrañas criaturas capaces de erizarnos la piel, envolvernos en un mundo de terror y llevarnos a sentir un suspenso inexplicable.

Las bestias que por siglos han atemorizado a los mexicanos fueron producto de las leyendas prehispánicas y en algunos casos de la mezcla con la cultura española. A todos los pequeños nos dijeron que si nos portábamos mal alguno de estos personajes de miedo vendría para llevarnos, comernos o asustarnos. ¿Quién podría olvidar a nuestras abuelitas o mamás advirtiéndonos sobre el coco, la llorona e incluso el chupacabras?

Mira este recuento que nos trasladará al pasado para recordar a todos estos personajes que son parte importante de nuestra cultura y de nuestros mayores temores.

EL COCO

Terror a la mexicana: Monstruos que le enchinan la piel a los mexicanos

“Duérmete niño, duérmete ya, porque si no viene el Coco y te comerá…”

Muchos lo han imaginado como un fantasma  con una cabeza de calabaza vacía. Se cree que tiene tres agujeros a manera de ojos y boca. Este monstruo acecha a los niños que no se quieren dormir y sis favoritos son los que no se han portado bien.

Su mayor poder no es su apariencia, sino los lugares en los que se esconde (el armario, debajo de la cama, detrás de las puertas, detrás de las cortinas) y que nadie sabe qué hace con los pequeños ni a dónde los lleva.

¡Cuidado cuando apagues la luces! Siempre aparece en la oscuridad total.

EL NAGUAL

Terror a la mexicana: Monstruos que le enchinan la piel a los mexicanos

Cuenta la leyenda que los naguales son personas con la capacidad de transformarse en animales y que en algunos casos, usan sus poderes para ayudar a las personas. Pero hay otros casos en los que los naguales, son personificaciones del mal y lo único que desean es el alma de los niños.

Algunos relatos, sobretodo de las comunidades indígenas dicen que los naguales se presentan en forma de perros gigantes con los ojos como de ‘lumbre’ por el color rojo que los caracteriza. Siempre está al acecho de almas inocentes para robárselas. Otras personas creen que se trata de un ser demoniaco, pero solo lo sabrás cuando te encuentres cara a cara con uno de ellos.

¡Ten cuidado de dónde andas cuando la noche llega!

TZITMIMITL

Terror a la mexicana: Monstruos que le enchinan la piel a los mexicanos

Este ser de la mitología azteca tiene la apariencia de esqueleto y también se asocia con la oscuridad. Se dice que esta deidad azteca ataca al sol en el amanecer y en el anochecer, pero sobre todo en los eclipses.

Los también llamados demonios celestiales intentan constantemente destruir el mundo. ¡Toma precauciones! Podrías encontrarte con ellos en el siguiente eclipse, cuando desciendan a la tierra con el único objetivo de devorar a los seres humanos.

EL CHUPACABRAS

Terror a la mexicana: Monstruos que le enchinan la piel a los mexicanos

Los primeros avistamientos de este ser ocurrieron a finales del siglo XX.

Una criatura que causó terror en los lugares con ganado. Cuentan los ganaderos que este ser es capaz de succionar toda la sangre de los animales con los poderosos colmillos que tiene.

Muchos lo describen con una boca grande, colmillos de gran tamaño y patas extremadamente fuertes y largas. En otros casos dicen que puede caminar erguido como un humano, su piel es grisácea y con una muy buena visión de noche.

Científicos afirman que se trata de coyotes o lobos atacados por la sarna, pero las personas afirman que es algo mucho más drástico que eso.

CIPACTLI

Terror a la mexicana: Monstruos que le enchinan la piel a los mexicanos

En náhuatl cipactli, ‘el lagarto negro’cipactli, lagarto; tlīltic, negro

Esta era una criatura voraz, primitiva y monstruosa criatura marina, mitad cocodrilo y mitad pez. Estaba siempre hambrienta y en cada junta que unía sus 18 cuerpos había una boca adornándola.

Y no podía faltar, la LLORONA…

¿Te gustó este artículo?

En Más México contamos con un gran equipo de profesionales que buscan llevarte a ti, la mejor información y contenidos más actuales de México de manera positiva. En estos tiempos difíciles, tu apoyo en muy importante para nosotros. Con tu aportación, sea cual sea el monto, nos ayudas a seguir mostrándote lo maravilloso que es este país. Y, al mismo tiempo, contribuyes a darle difusión a la gente que con su talento hacen un México mejor. Porque #TodosSomosMásMéxico #TodosSomosPepePérez #ConsumeLocal

Daniela García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.