Más México
Pejelagarto principal

Tabasco presente con el exótico sabor del pejelagarto

No podemos hablar de México sin mencionar su gastronomía. Gracias a la diversidad de ecosistemas que existen en nuestro país la comida es muy variada. Y cada estado tiene un platillo representativo. Esta vez en #32Estados32Sabores nos iremos al sureste del país, al estado de Tabasco. Y aunque tiene muchísimos platillos, te hablaremos de uno en especial que te hará salivar. El ingrediente principal parece un animal sacado de la prehistoria. De hecho, lo conocen como el fósil viviente. ¿Ya sabes cuál es? Sí, el pejelagarto.

pejelagarto 1
Foto: Especial

Chécate esto: ‘Caldillo durangueño, tesoro del estado de Durango

Es llamado así por su curioso aspecto. Tiene cabeza de lagarto y cuerpo de pez. Hasta parece una adivinanza, ¿no? Sin embargo, este animal no es originario de México. También puedes encontrarlo en Costa Rica y al sur de Quebec, en Canadá. Claro, los mexicanos le ponemos nuestro sabor.

La especie que se encuentra en el país se llama Atractosteus tropicus y abunda en los ríos de Tabasco. Su sabor es comparado con el del cazón y puedes encontrarlo en diferentes presentaciones: en pescadillas, en tamales, ensaladas, asado y en guiso.

Una de sus recetas mas populares es el pejelagarto en chirmol. Un guiso indígena chontal hecho a base de semillas de calabaza y tortilla quemada. Suena interesante, ¿no? Por eso te diremos cómo prepararlo. No te preocupes, es muy fácil de preparar y como máximo te tomará una hora.

pejelagarto 2
Foto: Especial

Para seis personas necesitas:

1 pejelagarto de dos kilos

1/4 de semillas de calabaza

1 tortilla

1/4 kg. de masa

2 chiles dulces (pimiento morrón)

1 cebolla

1 rama de epazote

2 tazas de agua

1 ajo

12 hojas de epazote

2 jitomates rebanados

Preparación:

Primero asa el pejelagarto. Quítale la piel y córtalo en trozos. Vuélvelo a asar hasta que quede bien dorado. Para el chirmol, tuesta las semillas de calabaza y la tortilla. Fríe los chiles. Asa la cebolla. Cuando estén listos todos los ingredientes ponlos en la licuadora. Agrega la masa y las tazas de agua. Mezcla y, al final, cuela antes de llevarla al fuego.

Una vez que esté hirviendo, agrega la rama de epazote y el pejelagarto. Retíralo del fuego. Sirve el guisado adornando el plato con chiles dulces, hojas de epazote o jitomates rebanados.

¿Ya ves que fácil es? Deleita a tu familia o amigos con este platillo. No te arrepentirás. Llevaras un pedacito de Tabasco a tu casa.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.