Más México

Salsa de piña: ideal para complementar la comida del fin de semana

La salsa de piña es considerada, por muchos, perfecta para los platillos con carne; ya que es ideal acompañante de ciertas preparaciones

El característico sabor dulce de la piña, combinado con su consistencia, la han convertido en una de las frutas ideales para la gastronomía. Platillos de todo el mundo se benefician de su combinación con todo tipo de carnes. En México, destacan particularmente los tacos al pastor, pues no se sienten completos si no vienen acompañados de la rebanada de esta fruta. Por eso, hoy te enseñaremos a preparar una salsa de piña; para acompañar esas comidas especiales en familia. Vas a necesitar:

  • 1/4 de cebolla
  • 4 tomates
  • 3 rebanadas de piña
  • entre 6 y 8 chiles de árbol; según el gusto
  • agua (para licuar)
  • sal al gusto

Para iniciar, hay que asar en un comal los tomates, la cebolla y la piña. Cuando se encuentren dorados de ambos lados; reserva y asa ahora los chiles. Posteriormente, licúa todo con una pequeña porción de agua.

Hay quienes prefieren licuar con una pizca del jugo de la misma piña. Ambas opciones funcionan bien; y dependerán del gusto de quien prepare la salsa de piña. Lo que es importante, es comprobar que la cantidad sea la adecuada y que el resultado no sea exageradamente dulce o acuoso. De cualquier forma, una vez que estén molidos, comprueba si hace falta sal; y agrega la que se necesite.

Después de esto, tu salsa estará lista. Puedes utilizarla para acompañar tus tacos, milanesas o cualquier tipo de carne. Te sugerimos una deliciosa agua de horchata para acompañar. Y si buscas probar algo ligeramente diferente; el agua de mazapán también te ayudará para bajarte lo enchilado, que a todos los mexicanos nos encanta. ¡Disfruta!

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.