Más México
Ruta del cacao pricncipal

Recorre con nosotros la ruta del cacao en Tabasco

México es un país que ofrece una gran variedad de destinos, desde maravillosas playas, hasta milenarios santuarios arqueológicos. La riqueza de estos últimos son tales que, para recorrerlos por completo, se han trazado distintas rutas que involucran historias, paisajes y aventuras inolvidables. Tal es el caso de Tabasco y la ruta del cacao, el famoso grano que da origen a los platillos y postres más suculentos.

Ruta del cacao 1
Especial

En el pasado, con este ingrediente de color terroso se preparaba una de las bebidas fermentadas más importantes. El resultado, un elixir sagrado que se usaba con fines rituales y que sólo las figuras más importantes podían probar.

Los olmecas y la transformación del chocolate

Se dice que el descubrimiento de esta planta fue hecho por los olmecas, una de las primeras culturas prehispánicas que se desarrolló en el México antiguo. De manera lenta, pero efectiva, el hallazgo se extendió por toda Mesoamérica hace unos 3,500 años, mucho antes de que las monjas novohispanas experimentaran con la planta como ingrediente en la repostería.

Más tarde, esta rica semilla se moderó por el consumo excesivo de las monjas. Pues muchos notaron un brote de histeria en los noviciados gracias a la adicción provocada por el chocolate. Cierto o no, Tabasco es uno de los lugares más importantes en la producción del cacao y son responsables del 70% de nuestro cacao a nivel mundial.

Ruta del cacao 2
México Desconocido

¡Anímate a recorrer la ruta del cacao!

Por eso, si lo que quieres es vivir su ancestral sabor a través de sus fincas, consulta la ruta del cacao. Lo primero, es dirigirte a Cocalcaco, un lugar que conserva las haciendas cacaoteras más grandes del país. En tu estancia, se te explicará el proceso que toma el árbol, la flor y la semilla en la recolección y fermentación de la bebida.

Chécate esto: ‘ Litibú, un hermoso rincón en la Riviera Nayarit ‘

Ruta del cacao 3
Hacienda la Luz / Especial

Primera parada

Una vez ahí, visita la Finca Cholula, que data desde el siglo XIX, y es una de las más antiguas del poblado. Lo interesante, es que su ecosistema es completamente orgánico, pues no utilizan ningún tipo de abonos químicos en la producción del cacao.

Después, recorre la Hacienda La Luz, mejor conocida entre los locales como La Hacienda Wolter, debido a que el antiguo dueño era alemán. Aquí, se cultivan árboles de canela, orquídeas y plantas de vainilla. En el paisaje, podrás encontrar a personas trabajando el maíz al estilo más antiguo, algunos más cargando costales de cacao y otros moliendo los granos para la pasta.

Un adiós que deja un buen sabor de boca

Por último, un lugar obligado es La Hacienda Jesús María, uno de los pocos lugares que poliniza la flor del cacao, proceso que puede durar hasta seis semanas. En tu recorrido, podrás ver las diferentes especies de cacao que este lugar alberga y una cocina original que data del siglo pasado. Además, si gustas del olor a madera fina aquí podrás deleitar tu olfato con cedros, palo mulato y tatuán.

Termina tu ruta acampando cerca de los poblados en medio de una fogata y acompaña tu noche con un rico tazón de cacao fresco.

Ahora que ya lo sabes. Planea tu próximo viaje al hermoso estado de Tabasco.

Foto de portada: Visit México

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.