¿Qué significa el árbol de Navidad y por qué se pone?

El árbol de Navidad es el símbolo por excelencia de estas fechas y adorna nuestros hogares año con año, pero ¿Conoces su significado y por qué se pone?

El árbol de Navidad es sin duda el símbolo por excelencia de las fiestas decembrinas. Año con año decora los hogares de nuestro país y del mundo entero, pero ponerlo se ha vuelto una práctica tan cotidiana que muchas veces no nos detenemos a pensar en su origen y su significado. Hoy, en Más México, te decimos qué significa y por qué se pone árbol de Navidad:

El culto a los árboles

Casi todas las teorías sobre el origen del árbol de Navidad lo sitúan entre los siglos VII y VIII en Europa central, entre los bosques habitados por las tribus germánicas (hoy parte de Francia y Alemania) cuya cosmovisión se fundaba en la armonía con la naturaleza y el culto al espíritu de los árboles. Herederas de la tradición escandinava, celebraban a Freyr, una de las mayores deidades del panteón nórdico, decorando con mucho esmero un árbol que, se creía, era Yggdrasil, el árbol de la vida.

El pino

Como la fiesta de Freyr era muy próxima a la Navidad cristiana, y como la nueva religión no había hallado el modo de convertir a los germanos devotos, se decidió adoptar la decoración del árbol dedicado al culto de Freyr y sustituirlo por el del nacimiento de Jesús. Originalmente éste árbol podía ser un roble o un fresno hasta que, según la tradición cristiana, San Bonifacio se encargó de intercambiarlo por un pino debido a una simple razón: ya que el pino es un árbol perenne (lo que quiere decir que conserva sus hojas verdes durante todo el año y que casi no se caen), San Bonifacio encontró en él la metáfora perfecta para representar la voluntad, la fortaleza, la gloria y el amor de Dios.

La decoración

Los primeros árboles de Navidad estaban decorados con manzanas, para que la humanidad no olvidara el pecado original de Adán y Eva, y con velas, que hacían contraste simbolizando el nacimiento de Jesús (nunca antes “dar a luz” tuvo más sentido). Más tarde, cuando la costumbre de poner el árbol de Navidad tomó fuerza, las manzanas se transformaron en esferas, y las velas en luces, además de que se agregaron otros elementos como moños, listones y las más variadas figuras.

La estrella

Aunque pueda parecer muy obvio, la realidad es que muchas personas ignoran que la famosa estrella que colocamos en la punta de nuestro árbol de Navidad simboliza la Estrella de Belén, aquella que guió el camino de los tres reyes magos y de los pastores al pesebre del niño Jesús. Hasta el día de hoy, la estrella del árbol de Navidad representa la luz y la esperanza propias de estas fechas.

De la realeza al pueblo y hasta nuestros días

La tradición del árbol de Navidad se expandió de Alemania a Inglaterra, donde el rey Jorge III engalanó su corte con uno de ellos a finales del siglo XVIII. No pasó mucho tiempo antes de que el pueblo inglés se entusiasmara con la idea de adornar sus hogares con su propio árbol de Navidad, por lo que esta práctica se popularizó rápidamente en todos los estratos de la sociedad.

Al poner el árbol de Navidad, estás conservando una tradición muy antigua y que evolucionó de distintas formas y en distintos lugares. Hoy en día, sigue siendo motivo de mucha alegría y entusiasmo para todas las familias, en México y el mundo.

Views:
188
Article Categories:
Más México

Comments are closed.