Más México

¿Qué comen las abejas? Todo sobre la miel y la jalea real

Seguramente tanto tú como nosotros, disfrutas del sabor y los beneficios que tiene la miel de abeja. Pero ¿alguna vez te has preguntado qué comen las abejas?, o ¿cuál es la diferencia entre la miel de abeja y la jalea real? Si no lo sabes, aquí te diremos todo sobre los alimentos que producen y consumen estos pequeños insectos polinizadores.

¿Te lo perdiste? ‘6 especies de abejas, nuestras amigas polinizadoras’

El milagro de la miel

Antes que nada, hay que decir que las abejas se distribuyen en tres categorías distintas: las obreras, las abejas machos (o zánganos), y por supuesto, las abejas reinas. Cada una tiene un papel fundamental en el proceso de la miel.

Las obreras son las encargadas de recolectar el polen, segregar la cera y alimentar a las larvas. Además, son las responsables de absorber con su lengua el néctar de las flores, introducirlo en su boca, digerirlo y luego lo regurgitan en la colmena.

Las abejas comen miel y jalea real

A partir de esto, el proceso para convertir el néctar en miel entra en funcionamiento. Las abejas lo depositan en las celdas de la colmena para bajar el porcentaje de humedad a un 60%. Este proceso puede tardar varios días; depende de la humedad y la temperatura exterior.

Una vez que las abejas la consideran lista, sellan la celda con una capa de cera.

Pero… ¿qué comen las abejas?

Tanto las abejas obreras como las reinas se alimentan de jalea real durante los primeros tres días de su vida. Posteriormente, las obreras basan su alimentación con polen y néctar. Mientras que las reinas siguen comiendo jalea real.

De hecho, las abejas pueden comer polen porque generan enzimas para hacerlo mientras está almacenado en los panales de cera.

Las abejas producen miel y jalea real

¿Miel o jalea real?

Como mencionamos anteriormente, las abejas se alimentan de jalea real y miel, sin embargo, no son lo mismo.

La diferencia es que la jalea real es un producto ácido y viscoso de color blanquecino segregado por las abejas obreras, exclusivamente, para alimentar a la reina durante toda su vida. Esta sustancia surge da la cabeza de las obreras y se produce junto con sus secreciones estomacales.

En cambio, la miel de abeja es un fluido dulce y un poco viscoso producido por las abejas. Su elaboración se da a partir del néctar de las flores.

¡Ahora ya lo sabes! Si vas a consumir alguno de sus productos, hazlo de manera consciente.

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.