Más México

Puerquitos de piloncillo: manjares chiquititos

Receta casera.

Como sucede con la mayoría de las recetas de cocina tradicional mexicana, el origen de los puerquitos de piloncillo es un tanto incierta.

Y es que hablamos de un clásico de las panaderías mexicanas, ya sea en pan o galleta.

Elaborados a base de harina de trigo, canela, clavo molido y piloncillo, también llamado panela.

Su origen se deriva del llamado “chichimbré”, un pan de la Huasteca que se elaboraba desde la época prehispánica.

Se cree que los cochinitos de piloncillo fueron una adaptación mestiza de las famosas galletas de gengibre

Sin embargo, la preparación de los puerquitos varía de acuerdo a cada región.

Por ejemplo, en Chiapas se le agrega manteca y son cortados en forma de cerditos y caballitos.

En Baja California se dora el pan para que quede como galleta crujiente.

Ciudad de México los adorna poniéndoles caritas y patas

Estas galletas son más obscuras que cualquier otra variedad, esto por el piloncillo como ingrediente principal.

Anteriormente se solían cocinar en hornos de piedra, lo cual daba un aroma a leña que le daba un toque especial.

Este pan o galleta mexicana es típico de pueblos antiguos y es un pan que se acompaña de café de olla.

Es un pan que se vende mucho en las ferias tradicionales, así como las gorditas de nata y el pan de feria.

INGREDIENTES:
  • ¼ de taza de agua
  • ½ cono de piloncillo
  • 1 raja de canela
  • ½ cucharadita de anís
  • 3 tazas de harina
  • 1 ½ de mantequilla
  • ½ cucharadita de polvo para hornear
  • 1 huevo entero
  • 1 yema de huevo
PREPARACIÓN:
  1. Funde el piloncillo en agua con ayuda de una cacerola y agrega la canela y el anís.
  2. Mezcla la harina con el polvo para hornear y agrega poco a poco la mantequilla a temperatura ambiente. Mezcla perfectamente hasta formar una consistencia arenosa.
  3. Agrega la miel de piloncillo y el huevo completo.  Amasa hasta tener una textura uniforme
  4. Envuelve con plástico y mete al refrigerador por media hora.
  5. Enharina una superficie plana y estira la masa con un rodillo.
  6. Da la forma con un cortador de galletas y pasa a una charola con papel encerado.
  7. Barniza cada puerquito de piloncillo con yema de huevo y hornea a 170°C por 15 minutos. Deja enfriar y disfruta.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.