Más México

¿Por qué lloramos al cortar cebolla?

Todo para que no te suceda.

Algo que pasa comúnmente cuando estamos cortando cebolla, es llorar al momento de partirla.

Y que es algo incontrolable que hacemos el primer corte y nuestra nariz y ojos comienzan a arder ocasionando que las lágrimas salgan solas.

Probablemente te hayas preguntado alguna vez ¿por qué pasa esto?

En Más México te explicamos a qué se debe este fenómeno y que hacer para evitarlo.

La cebolla libera un compuesto especial al cortarla.

Cuando el cuchillo corta las capas y fibras vegetales de la cebolla, este compuesto reacciona con el aire y se forma un gas llamado S-óxido de tiopropionaldehido.

El compuesto, llamado alinasa, al tocar nuestros ojos y las mucosas de la nariz, comenzará a irritar estas partes.

Es por eso que nuestros ojos reaccionan con lágrimas y la nariz manifiesta un poco de picazón.

De esta manera, mientras más cortes le hagamos a la cebolla, más de este gas se va a general.

Por eso, cuando cortamos la cebolla por la mitad, los síntomas son menos intensos que cuando la cortamos finamente.

Es decir, cuando hacemos muchos cortes pequeños, se libera más gas, y aunque cerremos los ojos nuestra nariz sigue viéndose afectada.

Existen diferentes trucos para evitar llorar al cortar la cebolla.

Lo primero que podemos hacer para evitarlo, es contar con un cuchillo muy afilado para evitar hacer más cortes de los que necesitamos.

De esa manera, le hacemos menos daño a las capas vegetales y no expiran tanto gas.

Otro truco, es enfriar las cebollas durante algunos minutos antes de cortarlas.

Esto hará que las cebollas expiren menos gas y así afectarán en menor cantidad a tus ojos y nariz.

Compártenos si sigues llorando de la misma manera después de estos tips.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.