Más México
Monasterios popo

Monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatépetl #PatrimoniosUNESCOMx

En las faldas del volcán Popocatépetl existen los primeros monasterios del siglo XVI. Se construyeron como parte de la evangelización y colonización de los territorios aledaños al volcán. Fueron el modelo para construir futuros monasterios e iglesias en la Nueva España.

Son 14 monasterios reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Se edificaron en 1525 por los franciscanos agustinos y dominicos, los primeros misioneros en territorio mexicano.

Se ubican en el estado de Morelos, en las regiones de Atlatlahucan, Cuernavaca, Tetela del Volcán, Yautepec, Ocuituco, Tepoztlán, Tlayacapan, Totolapan, Yecapixtla, Hueyapan y Zacualpan de Amilpas. En Puebla los encontramos en Calpan, Huetotzingo y Tochimilco.

Monasterio de San Francisco de Asis
Foto: pueblados22.mx

También te puede interesar: ‘Feria de Huamantla o la noche en que nadie duerme’

Estos monasterios comparten un modelo arquitectónico en el cual la relación entre los espacios abiertos y construidos juega un papel importante. Tienen amplios atrios rectangulares que rodean todo el templo. La iglesia es de construcción modesta con pequeños nichos, pero de un tamaño imponente. En la parte posterior los edificios monásticos lucen un patio al centro designado como claustro.

Los monasterios se fundaron en puntos donde la población indígena era densa, con el objetivo de reorganizar el territorio. Estas edificaciones, además de ser utilizadas para implementar la religión en los nativos, funcionaron como centros de enseñanza y hospitales. Además, gracias a su estructura hidráulica, fueron lugar de almacenamiento y abastecimiento de alimentos y agua.

Monasterios de múltiples usos

Son patrimonio cultural porque, a pesar de ser edificaciones antiguas, a la fecha mantienen su estado de conservación. Solamente algunas de sufrieron daños por el sismo del 19 de septiembre del 2017, pero actualmente se encuentran en trabajos de recuperación con la finalidad de mantener vivos los símbolos culturales de las comunidades cercanas.

Ex-convento San Miguel Arcángel
Foto: Agencia Enfoque

Los monumentos que no se encuentran en restauración tienen las puertas abiertas para que puedas visitarlas y deleitarte con estas joyas arquitectónicas. En sus alrededores conocerás más a detalle las costumbres de las comunidades cercanas. Conocerás por qué son la viva herencia de la fusión de la cultura de evangelizadores españoles con nuestros nativos indígenas.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.