Más México

María Izquierdo, la primera pintora mexicana de fama internacional

Con una amplia experiencia y visión; María Izquierdo y su obra se vieron limitados por las costumbres de su época

Con una gran cantidad de obras repartidas en museos y exhibiciones; María Izquierdo es conocida como una de las más grandes pintoras de su época. Aunque nunca se ha podido establecer con claridad el año de su nacimiento; se estima que nació en 1902 o 1906 en San Juan de los Lagos, Jalisco.

Sus primeras obras conocidas datan de finales de la década de los 20; pues alrededor de esa época ingresó a la Academia de San Carlos y a la Escuela Nacional de Bellas Artes. Antes de iniciar su carrera artística, por acuerdo familiar, fue casada con Cándido Posadas, un militar. Sin embargo, María se separó de él para poder mudarse con sus hijos, a la ciudad.

Su primera exposición se realizó en la galería del Palacio de Bellas Artes en la ciudad de México. Desde entonces, se le consideró una pintora con gran capacidad de adaptación; que además desarrolló con gran rapidez sus habilidades. También se realizaron varias reseñas periodísticas de sus trabajos.

Entre 1928 y 1932 se puede apreciar la influencia del también pintor mexicano Rufino Tamayo; a quien conoció mientras estudiaba y con el que pasaba gran parte del tiempo. Se dice que mantuvieron una relación sentimental; aunque al final él se fue para enseñar música en Estados Unidos y casarse con Olga Flores Rivas. Otras influencias en la pintura de María Izquierdo fueron Germán Gedovius, su profesor; y Raúl Uribe.

Asimismo, en 1930 hubo una exposición individual de María Izquierdo en el Arts Center Gallery de Nueva York. Esto la convirtió en la primera pintora de nuestro país en exponer su obra fuera de México. Además, el Metropolitan Museum of Arts presentó, en ese mismo año, una exposición con obras suyas, de Tamayo, de Diego Rivera y otros artistas para dar a conocer la pintura y el arte de México.

María Izquierdo es una de las más reconocidas pintoras mexicanas.
Alacena – María Izquierdo, 1947

A pesar de las dificultades; María siguió pintando. Se sabe que en 1945 se comenzaron los planes para que realizara un mural en el Antiguo Ayuntamiento; sin embargo, aunque ya había iniciado la planeación, el proyecto se canceló. Oficialmente la razón que se estableció fueron “detalles técnicos”; sin embargo, se dice que dos de los más conocidos muralistas de la época argumentaron que una mujer no tenía las capacidades suficientes para realizar un mural, y debido a la influencia de ambos, el proyecto se canceló.

Aun así, María continuó; hasta que en 1955 falleció en la Ciudad de México. En el 2012 sus restos se trasladaron a la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores; junto con los de Amalia González, Edmundo O´Gorman y José Pablo Moncayo. Su nombre, como el de muchas otras pintoras mexicanas; continuará siendo recordado

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.