Manuel Payno, el diplomático que era escritor

manuel-payno-el-diplomatico-que-era-escritor

El 28 de febrero de 1810 en la Ciudad de México Manuel Payno vió la luz por primera vez, este destacado político, escritor y periodista en sus primeros años dentro de la diplomacia fundó la Aduana en Matamoros junto con Guillermo Prieto.

Payno en 1847 fue parte fundamental de la guerra que México tuvo en contra de los Estados Unidos ya que él ideó el servicio secreto de correos entre la Ciudad de México y Veracruz; luego de esta batalla dedicó unos años a estar al frente de Hacienda tanto en la administración de José Joaquín de Herrera como de Ignacio Comonfort.

Pero no todo sería paz y tranquilidad en su vida ya que durante el gobierno de Comonfort fue uno de los inculpados del golpe de estado y eso lo llevo a ser borrado de la politica mexicana, su vida se puso color de hormiga cuando durante la segunda intervención de Francia en México fue perseguido hasta que por fin reconoció al gobierno de Maximiliano de Habsburgo.

Pero una vez que Benito Juárez toma el poder Manuel Payno se reincorpora a la política y es nombrado diputado; a la par comienza a dar clases en la Escuela Nacional Preparatoria que fue creada en ese tiempo por Gabino Barreda.

Manuel Payno y su fase como escritor

Pero el espíritu inquieto de Manuel Payno lo hizo además adentrarse en actividades de periodista y de escritor en donde también, como en la política, se destacó.

En el ámbito del periodismo colaboró para algunos periódicos como:  El Ateneo Mexicano, El Siglo Diez y Nueve, El Año Nuevo, El Boletín de la Sociedad de Geografía y Estadística, El Federalista y Don Simplicio, entre otros. Además su limpieza en el lenguaje lo llevó a formar parte de la Real Academia Española.

Como escritor Manuel Payno hizo grandes clásicos mexicanos como el fistol del diablo, los bandidos del río frío, el hombre de la situación entre otros.

En 1894 en el barrio de San Ángel de la Ciudad de México perdía la vida Manuel Payno.

Views:
37
Article Categories:
Expresión a la mexicana

Comments are closed.