Madre, sólo una… las mejores frases de las jefas de la casa

Empieza el mejor mes para las mamás, así es, mayo ya inició y qué mejor forma de festejarlas que durante todo el mes recordando sus mejores frases, las que le dan sentido a nuestro día a día, las que nos cortan la respiración y nos impulsan y motivan a ser mejores personas.

Empieza el mejor mes para las mamás, así es, mayo ya inició y qué mejor forma de festejarlas que durante todo el mes recordando sus mejores frases, las que le dan sentido a nuestro día a día, las que nos cortan la respiración y nos impulsan y motivan a ser mejores personas (aunque no queramos o la chancla power tendrá que hacer su trabajo). Por es en Más México te compartimos las mejores frases de nuestras mamás, las jefas de la casa, la luz de nuestras vidas. Con mucho cariño para ustedes:

Las mamás siempre tienen la razón

Y sabiendo que las mamás siempre tienen la razón, cómo es que nos negamos a encontrar algo que nos han pedido y de aquí sale la famosa frase “Si lo encuentro yo, ¿qué te hago?”. Ojalá encontraran todo lo que necesitamos y no sólo lo que ellas nos piden. Otra de las frases que surgen en el mismo tema es sin duda “No sabes ni lavar calzones y ya quieres andar de novio”. 

Los ajustes de cuenta con mamá siempre son peor

Cómo olvidar aquella frase cuando te sentías intrépido y hacías lo que se te daba la gana, hablando de esfuerzo físico, de aquí que surja la frase “Si te caes, te va a ir peor conmigo, te lo advierto”, por eso le jugábamos al vivo porque sabíamos que era verdad y cuando ya no podíamos evitarlo aparecía otra frase inmortal: “Si corres te va a ir peor…”, por eso hay que hacerle siempre caso a las mamás, más sabe el diablo por viejo que por diablo. Y bueno, si esto pasaba enfrente de más personas, la peor sentencia siempre era “Ahorita que lleguemos a casa, vas a ver”. Pobre de ti. 

Mamá es el mejor doctor que existe

Sin importar si hace frío o no, si llueve o no, la solución ante todo siempre es “Hijo, ¿ya llevas el suéter?” o “Ponte el suéter” aunque te estés derritiendo a 40 grados en la calle. Pero cómo negar que no es el mejor doctor si siempre que caminas descalzo te grita “Te vas a enfermar” “¡Pero hay un dios que todo lo ve!” y siempre juega a favor de las mamás. 

La independencia siempre nos persigue

Cuando hacemos algo que queremos pero que nuestras mamás no están de acuerdo porque es su casa, siempre aparece la frase de “Cuando tengas tu casa podrás hacer lo que se te pegue la gana.” Aunque sabemos que esto no es cierto ya que cuando llega el momento de independizarnos, vemos cuánta razón tenía mamá al respecto. Y cómo olvidar cuando nuestros amigos se la vivían en nuestra casa y mamá nos decía “¿Qué a tus amigos no los quieren en su casa?” y ahora piensas igual. 

Pero sin duda alguna, cuando llegaste a los 17 años y querías salir con tus amigos pero ya te sentías lo suficientemente grande como para pedir permiso, inevitable escuchar “¿Me estás avisando o me estás pidiendo permiso?”. 

Mamá siempre será la mejor, la dueña de nuestros corazones sin duda alguna.

Comments are closed.