Más México

Los emblemáticos Cuajitos de Cadereyta, el sabor de la traidición

La gastronomía neoleonesa tiene como centro de atención a la carne. Pues el clima de la región permite el desarrollo de la ganadería por encima de las prácticas agrícolas. Así pues, la res, el cabrito y el puerco son imprescindibles dentro de su comida típica. Por eso el día de hoy te presentamos uno de sus platillos más emblemáticos, los cuajitos.

Nuevo León es un estado donde la gastronomía refleja la diversidad cultural y el mestizaje que corre por nuestras venas. Y este guiso llegó con los españoles a Cadereyta, pero, como todo en la cocina, con el paso del tiempo, la receta se fue transformando. Actualmente, los deliciosos cuajitos son el alimento predilecto de los habitantes de Cadereyta.

¿Te lo perdiste? ‘Turulete, un postre tradicional con todo el sabor de las chiapaneco’

Cuajitos para toda ocasión

Se trata de un platillo caldoso, preparado con carne de res que va perfecto con unas tortillas calientitas. Principalmente se consume los fines de semana o en cualquier ocasión. ¡Si vas a Cadereyta tienes que probarlo! Aquí te contamos en qué consiste.

Original y tradicionalmente, los cuajitos se refiere a las bolsas de becerro que se rellenan con trozos de carne de pierna del mismo animal. Se mezcla y se sazona en un caldo con jitomate, cebolla, chile rojo, pimiento morrón, orégano, pimienta, comino, ajo, puré de tomate y sangre de animal. Después se amarran con un hilo y se van colocando con extremo cuidado en la olla. Por último se meten a un horno de leña y se dejaban entre 8 y 10 horas.

Pero, para que no te quedes con el antojo, te dejamos una receta de cuajitos al puro estilo de Cadereyta.

Ingredientes:

  • 2 kilos de carne de res (grasosa)
  • 1/4 de chile verde
  • 1/4 kilo de jitomate
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • 1 pizca de comino
  • 1/2 cucharada de orégano
  • Masa de nixtamal
  • Pimienta
  • Sal

Preparación:

Primero hay que lavar y cortar la carne en trozos. Luego, colocarla en una olla de barro con agua suficiente.
Agrega el chile en rebanadas, comino, ajo, orégano, pimienta, cebollas y los jitomates picados.
Recuerda tapar la olla y sellarla con masa de nixtamal para que el vapor no se salga.
Ponla a cocer a fuego lento por una hora aproximadamente. La carne tiene que estar suave y la salsa debe espesar.

Nota: La receta alcanza para 12 porciones.

Ahora sí, ¡disfruta tus cuajitos!

Fotos: Internet

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.