Más México

Las monedas: una ventana hacia la historia

Hace muchos años, cuando era niña, íbamos a visitar a mis abuelitos que viven en San Luis Potosí, y en una ocasión, mi abuelito Bartolo rompió una alcancía llena de monedas antiguas que conservaba y empezamos a observarlas. Mi papá y él empezaron a platicar sobre esos pequeños circulitos brillantes, yo no comprendía nada, pues tenía apenas ocho años, pero las sacó de su alcancía porque quería ver si encontraba alguna moneda del sol, así la llamaba él. Mi papá le decía que las conocía como las monedas 0.720, alusión a que son monedas de plata. Entonces empezaron a tirarlas al piso y las identificarían por un sonido particular. Había monedas de diferentes tamaños y valor, yo igual las empecé a tirar al piso, solo por jugar. Al final, después de que los adultos las observaban, no encontraron ni una de plata.

Años después, en otra ocasión que volvimos a ir a San Luis Potosí, mi abuelito me obsequió sus monedas, ya tenía 22 años, las observe con más detalle, sobre todo las de diferentes denominaciones, no conocía las de 1 centavo por ejemplo o las de 5 centavos, no sabía que existían.

Moneda de diez centavos

Moneda de 10 centavos de 1974.

 

Hubo muchas piezas que llamaron mi atención, la más grande era una de $50 pesos del año 1982. Tenía la inscripción “Templo Mayor de México. Coyolxauhqui”, y la imagen era una diosa descuartizada. En la mitología nahua, Coyolxauhqui era hija de la diosa madre Coatlicue, también era hermana y líder de los dioses de estrellas Centzon Huitznáhuac. Cuando Coatlicue quedó embarazada de Huitzilopochtli, Coyolxauhqui y sus hermanos planearon matar a su madre al considerarlo deshonroso, por lo que Huitzilopochtli la descuartizó y arrojó su cabeza al cielo.

Moneda de 50 pesos

Moneda de 50 pesos de 1982.

 

Esta moneda conmemoraba el hallazgo del monolito donde estaba Coyolxauhqui, en 1978, cuando trabajadores de Luz y Fuerza del Centro excavaban para el cableado subterráneo en la base de las escaleras del Templo Mayor. Entre 1982 y 1984 se acuñó esta llamativa moneda de $50 pesos.

Es sorprendente la tradición que guardaban las monedas conservada por mi abuelo, miraba las de cinco centavos con el rostro de Josefa Ortiz de Domínguez (1967), 10 centavos con una mazorca de maíz (1974), 20 centavos con la Cabeza Olmeca (1983), 50 centavos con la imagen de Cuauhtémoc (1981), 1 peso en la que venía José María Morelos (1986) y 5 pesos con Vicente Guerrero (1972).

Hay monedas de personajes que marcaron nuestra historia como José María Morelos y Pavón, Miguel Hidalgo y Costilla, Guadalupe Victoria, Benito Juárez, Venustiano Carranza, Francisco I. Madero y muchos más. Al igual piezas conmemorando a la cultura Maya y Olmeca, que las convierte en una  de obra de arte de pequeñas dimensiones.

 

Moneda de 1 peso

Moneda de un peso de 1986.

 

Cada metal es una ventana hacia la historia, ellas nos remiten a contextos de diferentes épocas.

¿Tienes monedas antiguas? ¿Cuales recuerdas que hayas utilizado en tu niñez? Observa cada uno de sus detalles. En lo personal me dio nostalgia porque las monedas de antes tenían diversas ediciones y estaban más bonitas que las actuales.  Todavía hay personas que entre sus grandes pasiones está el coleccionar monedas, hay piezas que son ediciones únicas o que tienen un detalle diferente a las demás y que incrementan su valor con el paso del tiempo. Tal vez tienes unas reliquias sin saberlo.

Moneda de 100 pesos

Moneda de 100 pesos de 1987.

 

Mi abuelito Bartolo tenía un tesoro que guardó con recelo, me las obsequio y con el paso del tiempo adquirieron un gran valor sentimental, aunque actualmente su valor mercantil sea nulo, pues desde el 15 de noviembre de 1995 fueron desmonetizadas por El Banco de México.

Si quieres conocer más sobre las monedas y su valor histórico y cultural, el sitio ideal es el Museo Numismático Nacional, resguarda más de 480 años de memoria histórica de la Casa de Moneda de México. Se encuentra en el Centro de la Ciudad de México, y esta abierto de martes a domingo.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.