Más México

La magia de la gente y los paisajes de Catemaco

Sabemos que los pueblos indígenas tenían una relación bastante cercana y sagrada con las plantas, la naturaleza y la energía que los rodeaba. Si bien, a lo largo del tiempo esas creencias se han transformado y desvanecido, aún existen zonas donde estas tradiciones siguen vivas. Tal es el caso de Catemaco.

¿Te lo perdiste? ‘Paracho, capital de la guitarra y los instrumentos de cuerda’

Catemaco, tierra encantada

Catemaco pertenece al estado de Veracruz y se encuentra ubicado en la Sierra de Los Tuxtlas. Es una tierra enigmática que alguna vez perteneció a los olmecas y mexicas.

Paisajes de Catemaco, Veracruz
México Desconocido

Su nombre significa “casas quemadas”, debido a la erupción de un volcán que tuvo lugar hace mucho tiempo. Pero el municipio como hoy lo conocemos, se fundó en el año de 1774, al consumarse la independencia. Sin embargo, no fue hasta 1966 que se le otorgó la categoría de ciudad.

La oferta espiritual que se extiende hasta las montañas

Catemaco es conocido en todo el mundo por la variedad de encantamientos, limpias y rituales que ofrecen tanto a sus habitantes como a turistas. Por lo menos existe una persona que domina el arte de la brujería por la calle. Lo cual nos habla de la gran popularidad que goza este “oficio”.

Brujos de Catemaco

Como mencionamos anteriormente, en Catemaco habitaron mexicas y olmecas. Los cuales tenían más de 40 tipos de curanderos y chamanes. En la época de la conquista, esas tradiciones junto con la llegada de africanos, cubanos y haitianos se mezclaron dando como resultado a los actuales brujos de Catemaco. Con el tiempo, combinaron la religión católica con la santería cubana, el vudú haitiano y las tradiciones prehispánicas.

Actualmente a estas costumbres mágicas se sumaron figuras como Satanás y la Santa Muerte.

La variedad de sus prácticas

Muchos de los practicantes se denominan brujos, chamanes o sanadores. Su labor consiste en cumplir los deseos y plegarias de la gente que acude con ellos.

Aunque los procedimientos no son los mismos que usaban nuestros antepasados, la intención de la gente es pedir por la salud, amor, dinero o simplemente limpiar vibras negativas.

La magia de sus espacios naturales

Pero eso no es todo. Además de la magia que rodea al pueblo, no podemos olvidarnos de las hermosas reservas ecológicas que tiene este lugar.

Laguna de Catemaco
Laguna de Catemaco. Foto: Vía México

Algunos de los sitios que alberga son: la Laguna de Catemaco y la Isla de los Monos. Lugares naturales que, por su esplendor, te dejarán sin aliento.

De hecho, por si no lo sabías, estos escenarios sirvieron de escenario para la película Apocalypto, de Mel Gibson.

¿Qué te parece un viaje por la tierra mágica de Catemaco?

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.