Más México

La leyenda del Puente de los suspiros en Comalá

La historia que los padres de muchos niños contaban en Comalá, poco a poco se fue convirtiendo en la leyenda del Puente de los suspiros

Entre los años 1900 y 1910; muchos estados de la república comenzaron a realizar importantes cambios y remodelaciones con motivo del Centenario del inicio de la Independencia. Edificios, museos, kioscos y hasta puentes fueron remodelados o construidos para conmemorar esta importante ocasión. De uno de ellos, en Comalá, surgió la l.

Al ser Comalá un lugar tranquilo; el anuncio de que se construiría un puente causó gran curiosidad entre los habitantes. Los niños eran quienes parecían más emocionados por este hecho tan poco usual; y solían rondar la zona para observar cómo el puente iba tomando forma.

Sin embargo, dado que era peligroso que los niños estuvieran en un área de construcción sin cuidado alguno; los adultos idearon la manera de ahuyentarlos sin tener que recurrir a un regaño o llamada de atención: le dijeron a los niños que los encargados de construir el puente solían utilizar niños curiosos y meterlos entre las columnas.

Por supuesto, la historia corrió con rapidez; y tras algunos días ya casi ningún niño rondaba la construcción. La excepción fue un pequeño que, incrédulo, empezó a acercarse más todavía. Fue así que una tarde, percibió que los trabajadores trabajaban con una mezcla que contenía sangre.

Aunque en realidad era sangre de animal, que se decía en aquél entonces que ayudaba a la consistencia; ninguno de los adultos se esforzó en corregirlo. En vez de eso, permitieron que el niño se retractara de sus palabras y corriera el rumor de que efectivamente; el puente se construía de ese modo.

La historia cobró tal fuerza que, incluso muchos años después de haberse terminado, los niños y jóvenes no solían frecuentar el puente, especialmente de noche. Además, corría la historia de que las mujeres no podían pasar por ahí sin compañía, pues los espíritus de los niños del puente suspiraban al oírlas caminar, creyendo que sería la madre de alguno. Por eso, con el paso del tiempo, comenzó a ser conocido como el Puente de los suspiros.

Si te gustan las leyendas sobre hechos sobrenaturales; te recomendamos la historia del árbol vampiro, que se encuentra en Guadalajara.

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.