Más México

La leyenda de la última despedida del conductor de Tijuana

Un viajero fue el protagonista de esta leyenda, que cuenta la última despedida de un conductor

Las leyendas son una parte sumamente importante de la cultura. Gracias a ellas, podemos contar historias e imaginar escenarios que reafirman nuestra identidad, nuestras creencias, o nos explican cosas que de otro modo, permanecerían siendo un misterio. Es por eso que esta vez te traemos la leyenda del conductor de Tijuana.

Todo comenzó cuando un hombre quiso ir de visita a la casa de su hermana y su cuñado; quienes vivían en Tijuana. Al tener una buena relación con ellos; ya había ido a visitarlos en otras ocasiones; así que partió.

Cundo llegó, al no haber tenido mucho tiempo de avisar de su visita; tomó un taxi que lo dejara en la casa, pues ya conocía bien la dirección. Sin embargo, una sensación extraña lo invadió en cuanto se acercaron a la casa, que parecía vacía.

Teniendo un mal presentimiento, le pidió al conductor que esperara en caso de que no hubiera nadie en casa, lo cual le parecía un poco extraño. Sin embargo, después de tocar, escuchó pasos, así que despidió al taxi y le dio las gracias.

La sensación de anormalidad empezó volver en cuanto se dio cuenta de que los minutos iban pasando y nadie le abría. Consideró volver a tocar, pero antes de tomar una decisión, su cuñado le abrió la puerta.

Tras un saludo bastante más efusivo de lo normal; su cuñado le pidió disculpas por haber tardado, alegando que se estaba “preparando para irse” antes de abrir. Después, tras pedirle que le diera un saludo a su esposa y que le encargaba especialmente a su hermano menor, el hombre salió de la casa; no sin antes asegurarle que era absolutamente bienvenido.

Aunque al hombre se le hizo raro el comentario, decidió que le preguntaría a su hermana cuando volviera. Así, entró a la habitación en la que normalmente se quedaba, y tras dejar sus cosas, se quedó dormido.

Para su sorpresa, fue su hermana quien lo despertó, preguntándole quién lo había dejado entrar. Tras un momento de confusión; el hombre le explico el pequeño encuentro con su cuñado; y la mujer rompió en llanto.

Resultaba que venía del velorio de su esposo, quien había fallecido repentinamente mientras manejaba, por una falla en su vehículo. El hombre, con un escalofrío, comprendió entonces que su cuñado le había reservado la última despedida.

Como esta, existen muchas otras leyendas mexicanas misteriosas. ¿Has escuchado alguna?

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.