Más México

La leyenda de la sirena guardiana en Orizaba

Las historias sobrenaturales existen en nuestro país desde hace siglos, y una de las más antiguas es la de la sirena guardiana

Desde mucho antes que nuestro país se llamara así y de que se convirtiera en lo que es hoy, las leyendas ya existían. Surgieron como explicación a fenómenos naturales, al paso del tiempo y a elementos esenciales para quienes habitaban el territorio. demás, algunas de ellas servían para dar lecciones o advertencias a otros. Un perfecto ejemplo de esto es la leyenda de la sirena guardiana en Orizaba.

Se dice que esto se volvió popular en la época colonial. Durante este período, muchos españoles venían a iniciar de cero en el Nuevo Continente. lgunos eran adinerados, y otros forjaron aquí su fortuna.

Entre ellos, resaltaba un hombre que vivió en Orizaba. Poseía una gran casa y era bastante acomodado. Tanto, que ya sin saber qué hacer con su fortuna, ocultó una parte. Cuenta esta leyenda que la colocó en un jarrón y la fue a dejar en un ojo de agua.

Sin embargo, para no dejar el tesoro tan descuidado, colocó a su lado una estatua de brince. Era la figura de una sirena, que sería la guardiana del jarrón.

Pasaron los años, y el hombre falleció. Se cree que nunca le reveló a nadie lo que había hecho con el jarrón y la sirena. Por esa razón, cada 24 de junio. a la media noche, la sirena cobra vida. Tras tornarse de carne y hueso, nada por el ojo de agua en el que se halla el tesoro, cuidándolo. Una vez que amanece, la sirena vuelve a su sitio, y se vuelve de bronce una vez más.

Muchos creen que protege el tesoro del hombre que lo abandonó. Otros, sin embargo, afirman que está esperando al hombre que recuperará su tesoro y la liberará. Sin embargo, la historia ha sobrevivido durante siglos, causando escalofríos en los habitantes de Orizaba. Y tú, ¿conocías esta leyenda?

Foto de portada ilustrativa, iStock

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.