Más México

¡La Biblioteca Central de la UNAM cumple 63 años de historia!

El 5 de abril de 1956 se inauguró la Biblioteca Central de la UNAM, considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, junto con ¡todo el campus de Ciudad Universitaria!

El proyecto tardó seis años en finalizarse y su objetivo era ofrecer un nuevo modelo de biblioteca.

En sus inicios, la colección de libros era -nada más y nada menos- que de 80 mil ejemplares, actualmente cuentan con 428 mil volúmenes de la colección general, de los cuales, 70 mil forman parte de su colección histórica y mil 800 ejemplares son impresos antiguos que datan desde la época colonial.

Un edificio con historia…

Fue el arquitecto y pintor Juan O’Gorman, el encargado de construir este emblemático edificio.

Sus cuatro fachadas forman uno de los mosaicos más grandes del mundo con ¡4 mil metros cuadrados! estos relatan la historia de México y la Universidad. Fue realizado con piedras de colores naturales para que perduraran a la intemperie.

También te puede interesar: ‘¿Ecológico y a la moda? Los zapatos de alga ya están aquí’

UNAM 1

Los emblemáticos murales

En el muro norte se observa el pasado prehispánico, la dualidad entre la vida y la muerte es el tema principal, aquí puedes ver el rostro de Tláloc y diferentes escenas como la fundación de Tenochtitlán.

El muro sur está dedicado a la Conquista, en este se puede observar el pensamiento entre españoles y mexicas. Incluso, si lo observas con detenimiento, podrás encontrar los signos zodiacales, iglesias, ángeles y diferentes personajes que marcaron la historia de nuestro país.

El muro oriente representa la modernidad en México, tomando como punto de partida la Revolución. En él puedes encontrar un átomo al centro, este es representado por el arquitecto como un principal generador de vida.

Biblioteca Central 2
Especial

Finalmente, en el muro poniente, el tema es la UNAM. En esta representación destaca el escudo de la máxima casa de estudios, junto con frases como “paz” y “¡Viva México!” Además, debajo del escudo de la institución, se observan diferentes estudiantes que representan la cultura, la ciencia y el deporte.

Otro de sus grandes atractivos, es su base de piedra volcánica (propia de la zona del Pedregal) está se encuentra labrada con motivos prehispánicos, incluso, en una de sus entradas, existe una fuente con el rostro de Tláloc, mientras que las bardas alrededor de la biblioteca tienen talladas la silueta de Quetzalcóatl y Ehécatl.

Ahora ya sabes, la próxima vez que vayas a la Biblioteca Central a consultar uno de sus casi 500 mil ejemplares, observa detenidamente sus cuatro emblemáticos mosaicos.

Marifé Medrano

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.