.
menu
close

La animadora mexicana que pintó la vida de Van Gogh

Escrito el 29 noviembre, 2017


Ella es Mayra Hernández Ríos, la animadora mexicana de 26 años que participó en el primer largometraje pintado a mano en el mundo, que habla sobre Vincent Van Gogh.

Esta semana en nuestra sección México por mexicanos, ella misma nos narra el proceso de su participación en el filme enfocado sobre los últimos momentos de vida y el misterio del suicidio del famoso pintor.

Con una sonrisa en el rostro, Mayra recuerda el recorrido que la llevó a ser la única mexicana, y latinoamericana, en “Loving Vincent”.

“Me enteré de la película mientras trabajaba en un video musical de la banda Triciclo Circus Band, la producción estaba buscando animadores, pedían que mandáramos nuestro portafolio y en ese momento no dudé en enviarlo”…

“Por supuesto que me ayudó mucho que estuviera trabajando en óleo, así pude mostrar que hacía cosas similares a lo que ellos buscaban. Lo envié y pasó el tiempo sin que obtuviera una respuesta”, relató la artista mexicana.

Por cuestiones personales, Mayra viajó al Reino Unido y fue durante su viaje cuando recibió aquel correo inesperado. Solicitaban su presencia en Gdansk, Polinia. El proceso de selección constaba de tres etapas: una prueba de talento, un periodo de entrenamiento sobre el estilo del pintor, y al final darían a conocer a los ganadores.

¡Mayra lo había logrado! Ese viaje no solo cambiaría el rumbo de su trayectoria artística, sino su vida.

Mayra Hernández Ríos

Loving Vincent

Cinta dirigida por la pintora Dorota Kobiela y el productor Hugh Welchman, narra la vida y obra del pintor holandés Vincent Van Gogh a través de una serie de entrevistas con los personajes que aparecen en sus cuadros.

Para su realización se empleó la técnica al óleo de Van Gogh, imitando su estilo y convertir así cada fotograma en un cuadro. “Cartas de Van Gogh” (nombre que se le dio a la película en nuestro país), se convirtió en el primer largometraje del mundo pintado a mano.

Más de 100 artistas elaboraron aproximadamente 56,000 pinturas para dar forma a esta producción.

Mayra Hernández

Mayra y Van Gogh

El trabajo de esta mexicana dentro del largometraje consistió en retocar algunos de los cuadros, el inicial por ejemplo… Dependiendo del movimiento de la escena, Mayra hacía la magia. Y a pesar de que el proceso de animación era muy controlado, ella logró impregnar su estilo en cada pincelada.

“Trabajé 5 meses, en los últimos dos le agarré más la onda, me volví más rápida… pero aún así yo hice menos de un minuto en total”…

Si quieres conocer la historia completa no dejes de darle play al siguiente video…

Agradecemos a la CINETECA NACIONAL por las facilidades para grabar esta entrevista, y por supuesto a nuestro orgullo mexicano, Mayra Hernández. ¡No olvides consultar tu cartelera!


Lilia Garduño
@liliagardunov

Echa el chal con nosotros