Más México

Kiosco Morisco: Monumento artístico de la nación

Ubicado en Santa María La Ribera, el Kiosco Morisco es un ícono de la ciudad

Es la corona de la Alameda de Santa María La Ribera. En el cruce de Dr. Atl con Salvador Díaz Mirón; el Kiosco Morisco es reconocido por ser uno de los puntos más artísticos y familiares de la ciudad. En especial durante los fines de semana, o los puentes; era común observar a los jóvenes patinando, a los niños corriendo, y familias en general a su alrededor.

Lo construyó José Ramón Ibarrola para la Exposición Universal de 1884. También fue parte de la Feria de Missouri en 1904. Se sabe que Ibarrola tuvo que enfrentarse a la dificultad de no encontrar la manera de fabricarlo con los materiales que deseaba. Al final, se pudo fundir con un poco de ayuda de su amigo Andrew Carnegie, quien era el dueño de la primera acerera localizada en Pittsburgh.

Una vez concluidos ambos eventos en los que participó; el kiosco fue traído a México. Se colocó en el costado de la Alameda Central; y comenzó a utilizarse para ser sede de los sorteos de la Lotería Nacional. Sin embargo, con los festejos del Centenario de la Independencia; el entonces presidente Porfirio Díaz mandó construir ahí el Hemiciclo a Juárez.

Fueron los mismos habitantes de Santa María la Ribera quienes solicitaron el traslado del kiosco a su colonia; que era prácticamente nueva. Allí se reinauguró el 26 de septiembre de 1910 con un baile y una ceremonia oficiales. No faltaron los rumores de las personas que desconocían su origen; pues varias historias se hicieron populares, en especial, que había sido un regalo de China o algún lugar de oriente. Al final, el apelativo de morisco se le fue quedando porque su arquitectura asemeja la Islámica o mora.

Por supuesto, ha tenido que ser reparado en diferentes ocasiones. Asimismo, en algún momento se le añadieron los barandales; que no formaban parte del diseño original. Los adoquines, que eran rosas; se cambiaron por cemento común. Por lo demás, se ha mantenido, en su mayoría, ileso.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia lo declaró Monumento Artístico de la Nación en 1972. Con el tiempo y el crecimiento de la ciudad; poco a poco comenzó a convertirse en un punto de reunión o de descanso familiar. No solo los habitantes de Santa María La Ribera lo visitan; pues los jóvenes constantemente buscan pasar el tiempo libre en sus alrededores. además, es un punto de constante atracción turística para quienes visitan la Ciudad de México.

Como el Kiosco Morisco; muchos otros sitios y monumentos se convirtieron en puntos de atractivo turístico gracias a las personas que habitan cerca de ellos.

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.