Más México
JERICALLA

Jericalla, postre tapatio con origen en el siglo XIX

La jericalla es un delicioso postre mexicano y su origen es del siglo XIX en la ciudad Guadalajara. Por si no lo conoces es un postre a base de huevo, leche, azúcar, canela y vainilla. Además, va horneado y la parte de arriba un poco quemada, casi como una costra, pero por dentro es suave.

El  origen  de la jericalla no está del todo bien conocido. Pero se le atribuye a las monjas que estaban a cargo del Hospicio Cabañas,ubicado en el antiguo barrio San Juan de Dios, en el centro de Guadalajara. Las monjas buscaron una manera rica para alimentar a los niños que se albergaban en el Hospicio.

Se dice que fue una modificación de una receta francesa que una monja hizo para que fuera un platillo atractivo para los niños. También se cree, que esa costra característica de la jericalla fue por accidente. Ya que una de las hermanas dejó el postre en el horno mucho tiempo, hasta que se quemó. Pero ésto le dio un toque especial.

Las jericalla se volvieron favoritas entre los niños del Hospicio y poco a poco se fueron haciendo populares en los alrededores. Su nombre se debe a la región natal de una de las madres que preparaba el postre, un pueblito de la provincia de Castellón en España, su nombre: Jérica.

Es un típico postre que te va a encantar, puedes comprarlo o hacerlo tú mismo. Aquí te dejamos una receta para que hagas tus propias jericallas.

JERICALLA
PINTEREST

Te recomendamos: “Cocada casera, el dulce nutritivo por excelencia”

Necesitas:

  • 1 Olla
  • 1 molde para hornear grande y moldes de flan
  • 4 tazas de leche entera
  • 1 cucharada de vainilla
  • 2 rajitas de canela
  • 5 huevos
  • 1 taza de azúcar
Preparación de la jericalla
  • Precalienta el horno a 200° centígrados y en una olla  coloca la leche, el azúcar, la vainilla y canela fuego medio. Deja que hierva durante 3 minutos y retira. Espera a que esté tibia.
  • Bate los huevos con un tenedor en un tazón e incorpora 6 cucharadas de leche tibia y mezcla. Cuela y vierte dentro de la olla con la leche endulzada.
  • Vierte la mezcla en moldes para flan. Coloca éstas dentro de un molde para hornear grande medio lleno de agua caliente a fin de crear un “baño María”.
  • Mete al horno tu molde con los moldecitos y hornea por aproximadamente 40 minutos o hasta que la superficie se haya dorado. (Revisa constantemente y si es necesario, añade más agua caliente al baño María para evitar que se seque.
  • Deja enfriar y ¡Disfruta!

FOTO PRINCIPAL: EL SIGLO DE TORREÓN

¿Te gustó este artículo?

En Más México contamos con un gran equipo de profesionales que buscan llevarte a ti, la mejor información y contenidos más actuales de México de manera positiva. En estos tiempos difíciles, tu apoyo en muy importante para nosotros. Con tu aportación, sea cual sea el monto, nos ayudas a seguir mostrándote lo maravilloso que es este país. Y, al mismo tiempo, contribuyes a darle difusión a la gente que con su talento hacen un México mejor. Porque #TodosSomosMásMéxico #TodosSomosPepePérez #ConsumeLocal

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.