Más México

Inventos garnacheros

Mexicanos inventores

Hoy hablaremos de la comida mexicana

Pero no de los platillos típicos sino de los grandes inventos gastronómicos que hemos tenido en los últimos tiempos

Aquí te dejaré algunas fusiones garnacheras bastante exitosas. 

Doriesquites: 

Prueba de qué los mexicanos nos caracterizamos por ser los mejores inventores en comida callejera, son los doriesquites.

Básicamente, es un antojito en donde el principal protagonista es la marca de papas fritas Doritos.

La versión original de este snack son los famosos Doritos nachos con esquites.

Se le agrega queso rallado, queso amarillo derretido, mayonesa, pepino y cacahuates japoneses.

Sin embargo, a dichas funciones se le han ido integrando más toppings cómo limón, cacahuates enchilados o un extra de otro tipo de papas cómo son los Chetos o los takis.

Sabemos que se te hizo agua la boca, pero, ¿tú los pedirías con chile del que pica o del que no pica? 

Torta de chilaquiles: 

Sabemos lo especial que es para los mexicanos un desayuno qué nos proporcione toda la energía.

A pesar de que es una de las combinaciones más controversiales de la comida callejera mexicana, es de las favoritas.

Y es que muchas de las personas en otros países no entienden cómo es que nosotros los mexicanos comemos una tortilla adentro de un pan.

Simplemente es un bolillo relleno de chilaquiles verdes o rojos o campechanos. 

En la actualidad, se han ido renovando las variaciones de esta preparación, y en muchos lugares donde se vende la torta de chilaquiles se le agrega pechuga de pollo empanizada o bistec asado.

No podemos dudar lo deliciosos que son, pero ¿prefieres los chilaquiles crujientes o completamente bañados en su salsa?

Guajolota: 

La guajolota o mundialmente conocida como torta de tamal es una comida típica que encuentras en cada esquina de la República Mexicana.

La torta de tamal se compone básicamente de un tamal que suele ser el verde de hoja de maíz, aunque depende el gusto de cada quien.

Este se introducen un bolillo cortado a la mitad

Su popularidad es debido a que por el poco tiempo para desayunar que tienen los mexicanos, se puede pedir “para ir comiendo” y degustar en el camino hacia tus actividades.

No se sabe con exactitud porque se le llama guajolota a la torta de tamal, pero lo cierto ws que este término actualmente es un clásico.

Tiempo después, era muy común adquirir la guajolota y un atole por lo que le comenzó a nombrar a la adquisición de estos dos productos como guajolocombo.

Pero de esta última versión nació el siguiente inventó chilango

Guajolotongo:

A través de las redes sociales de un tiktoker, se viralizó un video en dónde se compartía esta nueva innovación gastronómica.

Un tamal de hoja de maíz cubierto de chilaquiles verdes, bañado en cebolla picada, pollo deshebrado, queso y crema.

Bromeando con el nombre que se le llamaría a dicho inventó, se optó por varias opciones, tamakiles o toma todo mi dinero.

Sin embargo, se llegó a una conclusión que se lee nombraría guajolotongo.

Desde entonces los vendedores de dichos alimentos han recreado está receta alrededor de todo México.

¿Pero te atreverías a probar un guajolotongo?

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.