Ignacio Zaragoza, el héroe mexicano que derrotó al mejor ejército del mundo

Hablar de Ignacio Zaragoza es remontarse a uno de los más grandes triunfos de México en una guerra y es que el militar mexicano nacido en la Bahía del Espíritu Santo en Coahuila y Texas.

Hablar de Ignacio Zaragoza es remontarse a uno de los más grandes triunfos de México en una guerra y es que el militar mexicano nacido en la Bahía del Espíritu Santo en Coahuila y Texas, supo enfrentar con gran estrategia a los franceses propiciándoles una derrota que les llevó mucho tiempo en digerir.

El pequeño Ignacio nació en el seno de una familia militar, su padre Miguel Zaragoza Valdés era soldado de infantería e inculcó a sus hijos la disciplina de la milicia; la ocupación de su padre los llevó a vivir en distintas partes de México y fue en Monterrey  cuando Ignacio se dio cuenta que no quería ser sacerdote, estudiaba en un seminario, y que quería seguir el camino de su padre: ser militar.

Pero el primer tropiezo en su intento llegó cuando al quererse alistar como cadete en el Ejército mexicano, para combatir en la intervención estadounidense de 1847, fue rechazado.

El espíritu de combatividad de Ignacio Zaragoza no se apagó por haber sido rechazado siguió intentando y cuando la revolución de Ayutla comenzó el joven se adhirió a esa lucha contra Santa Anna y desde entonces no se alejó de las armas.

Las batallas de Zaragoza fueron muchas y en diversas posiciones, pero fue la victoria en la batalla de Calpulalpan, cuando se dió por terminada la Guerra de Reforma, la que le dio el puesto de ministro de Guerra nombrado por Benito Juárez.

Ignacio Zaragoza gana la batalla en Puebla

Y llegó la batalla que le daría la mayor victoria de su vida; Napoleón III invadió México y el 28 de abril de 1862 parecía que el Ejército de Ignacio Zaragoza tendría una dolorosa derrota ya que las fuerzas francesas los obligaron a retroceder.

El general Zaragoza agazapó a su Ejército en la Ciudad de Puebla y aprovecharon las condiciones geográficas para propinarle una derrota al que en ese tiempo era considerado el mejor ejército del mundo.

“Nuestros enemigos son los primeros soldados del mundo, pero vosotros sois los primeros hijos de México y os quieren arrebatar vuestra patria” con esta frase el general arengó a sus muchachos para salir con la victoria el 5 de mayo de 1862 en la Ciudad de Puebla.

Y así fue, el Ejército mexicano a cargo del General Zaragoza salió victorioso, el mundo estuvo incrédulo de lo que sucedió esa tarde en la bella Puebla, un puñado de índígenas zacapoaxtlas, con machete y cuchillo en mano derrotaron a un ejército que presumía una racha de 50 años sin ser derrotados.

Esta victoria le dio mucho reconocimiento a Ignacio Zaragoza, sin embargo poco lo pudo disfrutar ya que meses después y a la edad de 33 años murió a causa de la fiebre tifoidea.

Views:
2
Article Tags:
Article Categories:
Expresión a la mexicana

Comments are closed.