Más México

Hojaldres campechanos, crujientes delicias en peligro de extinción

Uno de los platillos más emblemáticos de Campeche son los hojaldres campechanos. Y si no lo has probado, entonces déjanos decirte, que no conoces el verdadero sabor de este estado.

¿Te lo perdiste? “Mucbipollo, un platillo tradicional sólo para Día de Muertos”

¿Cuál es su origen?

Los hojaldres campechanos, se tratan de una de las piezas de pan más ricas y difíciles de crear. Según el chef Irving Quiroz, se piensa que la inventó una señora que vivía en la Ciudad de México. Pero que era originaria de Campeche.

HOJALDRES CAMPECHANOS
TWITTER

Por lo tanto, se llaman campechanas u hojaldres campechano debido a que fue una mujer de este bello estado caribeño la que las inventó. Y aunque su nombre lo indica, no se trata de una pieza de hojaldre común y corriente. Sino que su preparación involucra un inflado poco convencional. Éste, le da apariencia de un caparazón suave pero crujiente que, en su interior, parece estar hueco.

Un reto pastelero muy mexicano

Sin embargo, el proceso para obtener los hojaldres campechanos es complicado, y muchos reposteros prefieren no hacerlo debido a su complejidad. Según algunas recetas, se debe formar una especie de cono cerrado en sus extremos. El cono se forma con una masa especialmente doblada que lleva un relleno al gusto elaborado con harina y azúcar. La mezcla se unta entre los dobleces de masa y después se mete al horno. El resultado final, se supone, debe inflar la masa generando una capa delgada y crujiente. 

Pero lo difícil no acaba ahí, pues debido a su delicadeza no se pueden transportar con facilidad, ya que cualquier movimiento podría quebrarlas. Además, comerlas es todo un arte, pues se tienen que morder sin que se deshaga por completo y pierda su forma. Y, por lo tanto, su crujiente textura.

ESPECIAL

Hojaldres campechanos, ¿apunto de desaparecer?

Debido a esto y a su poca difusión, el hojaldre campechano está al borde de la extinción. El mismo investigador Quiroz, afirma que la causa principal es porque es difícil de elaborar y la gente lo rompe con las pinzas, lo deja y se lleva otro enterito. Lo primero quita demasiado tiempo a los maestros panaderos y lo segundo merma sus ganancias.

Pero si tanto tú como nosotros quieres que este suculento platillo permanezca vivo. ¡Prepáralo paso a paso con la siguiente receta!

Ingredientes

3 cucharadas de manteca vegetal a temperatura ambiente

4 tazas de harina de trigo cernida

½ cucharada de sal

1 cucharada de azúcar

1 ½ tazas de agua

Para empastar

1 taza de manteca vegetal + 2 cucharadas (se usará para engrasar)

2 tazas de harina de trigo cernida

Palo de madera (como el de escoba) lavado y sólo se usará para hacer las campechanas

Azúcar refinada

ESPECIAL
Preparación

Mezcla la harina junto con la sal, el azúcar, 3 cucharadas de manteca acremada y el agua. Amasa en una superficie enharinada hasta obtener una masa de consistencia suave y elástica, forma una bola y extiende con un rodillo, formando un rectángulo alargado.

Enrolla la mezcla a manera de taco, vuelve a formar una bola y extiende. Repite la operación 3 veces más.

Acrema la manteca vegetal en un recipiente hasta que se suavice y esponje. Después, integra las 2 tazas de harina hasta obtener una pasta pegajosa.

Extiende de nuevo la masa del paso 2 y forma un rectángulo con un grosor de medio centímetro. De igual manera, coloca la pasta del paso 3 y esparce con una pala de madera, con cuidado de no romper la masa de abajo.

ESPECIAL

Unta el palo de madera con las dos cucharadas de manteca y enrolla la masa en el palo de madera, sin apretar. Cuando termines de enrollar extiende a lo largo y retira el palo.

Porciona con un cuchillo, coloca las campechanas en una charola con papel para hornear y espolvorea azúcar refinada. Hornea a 170°C hasta que estén doraditas.

¡Disfruta!

FOTO PRINCIPAL: PINTEREST

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.