Más México

Gorditas de la Villa, el irresistible postre de la CDMX

Un delicioso postre que podemos disfrutar en la CDMX son las tradicionales gorditas de la Villa.

Estos pequeños aperitivos se venden en el atrio de la Basílica de Guadalupe (de ahí que algunos las conocen como gorditas de atrio). Miles de peregrinos que visitan este santuario no pueden dejar de llevarse su paquetito de gorditas. ¡Y es que son riquísimas!

Estos pequeños panes perfuman el lugar con su exquisito aroma. Es hermoso ver a las señoras preparando sus gorditas en los alrededores de la Villa con sus comales de metal. Antes las preparaban en comales de barro y las vendían en canastas. Pero ahora podemos ver muchos puestos… y más si vas al mercado, saliendo de la Capilla de “El Pocito”

Se dice que las vendedoras de gorditas se llaman gorderas. Y muchas de las que están en el mercado llevan años de experiencia. Incluso es un oficio heredado de sus abuelas y bisabuelas. Es una habilidad que llevan en la sangre y a la que le ponen una gran dosis de amor.

¿Te lo perdiste? “Pan de elote: Un postre representativo de la gastronomía mexicana”

El proceso parece simple. Formar las bolitas, aplanarlas, ponerlas en el comal. Al terminar una tanda se envuelven en papel china de colores alegres y brillantes. Sin embargo, no es tan sencillo. Los ingredientes deben ser exactos porque si no el sabor se amarga o no se esponjan correctamente. Y hay que procurar que queden de la misma medida.

Para preparar unas ricas gorditas necesitas:

2 tazas de harina de maíz cacahuazintle

2 cucharadas de manteca de cerdo

¾ taza de azúcar

2 huevos

1 cucharadita de polvo para hornear

pizca de bicarbonato

1 ½ cucharada de vainilla

¼ taza de agua a temperatura ambiente

1.        Mezcla la harina, el bicarbonato, el polvo para hornear y la azúcar.

2.        Haz un hueco al centro y coloca la manteca, los huevos (uno por uno) y la vainilla.

3.        Amasa hasta que quede suave la textura. Si hace falta, añade agua.

4.        Da forma a las bolitas, de 1.5 cm de diámetro aproximadamente. Aplánalas con las palmas.

5.        Ponlas en el comal a fuego medio. Primero un lado, luego el otro. Recuerda que solo se deben voltear una vez. Y es muy importante dejarlas un buen rato para evitar que se endurezcan al momento de enfriarse.

6.        Dejar enfriar.

Finalmente, se envuelven en un papel antiadherente para evitar que se pinten con el papel china de color.

El ingrediente secreto y básico es la harina de maíz cacahuazintle. En la receta original se ocupaba agua de tequesquite que cubre la función del polvo para hornear y el bicarbonato.

Manjar a tu alcance

Las gorditas son muy económicas. En los puestos te ofrecen paquetes de 10 por únicamente 20 pesos. ¡O tres paquetes por 50! Y, por si fuera poco, te regalan una pequeña bolsa de recuerdo de tu visita a la Virgen de Guadalupe.

De generación en generación su sabor ha deleitado a todos los paladares. Al comerlas sientes cómo se deshacen en tu boca, ¡son irresistibles! Siempre que compramos para el camino, es inevitable acabarnos todo el paquete antes de llegar a nuestro destino. Definitivamente están rellenas de tradición… ¿Y tú cuántas gorditas de la Villa te comes?

Foto principal: Kiwilimón

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.