Estas salsas tamaulipecas conquistan el Internet con sus nombres

Algo que nunca puede faltar en ningún platillo mexicano son las salsas. Esta deliciosa preparación depende mucho del ingenio y la sazón que se le ponga. Pero eso no es todo, pues si se trata de comercializar un producto, el nombre debe potenciar toda la mezcla. Tal es el caso de las nuevas y creativas salsas que una carnicería en Matamoros, Tamaulipas decidió vender.

¿Te lo perdiste? “Acapulqueña pone todo el sabor mexicano en el Vaticano”

¡Una salsa con mucho sabor!

Pues su producto se popularizó no sólo por su gran sabor, sino por sus originales nombres. Algunos de ellos son “Madafaker”, “Sanababish” y “Asupichimaye”. Los cuales nos dan una idea de su grado de picor. Pero estos tan sólo son los nombres de sus tres primeras, de muchas, salsas.

Los encargados de esta increíble idea son la familia García, dueños de la Súper Carnicería 18, quienes en los últimos días fueron trending topic en redes sociales. La carnicería tiene más de 35 años satisfaciendo a sus clientes con sus deliciosos cortes de carne.

Sin embargo, al ver que las salsas que vendían contenían muchos químicos y podían durar hasta un mes en refrigeración. Decidieron crear su propia salsa, una más natural, echa a base de especies de chiles 100% mexicanas. Y claro, con todo el sabor para una buena carnita asada.

Sabor con historia

Cabe resaltar que la inspiración de sabores llegó a esta familia gracias a las reuniones que cada fin de semana tenían. Los hermanos recuerdan como cada persona decía una receta tradicional de salsas caseras, que satisfacía a sus clientes de una manera exitosa.

FOTOS: JUAN GARCÍA

El mismo Juan fue quién le propuso a su familia usar nombres coloridos y llamativos que recordarán la estancia de su padre en Estados Unidos. Pues al llegar su padre no sabía hablar inglés por lo que constantemente era objeto de burlas. Sin embargo, él siempre se defendía diciéndoles sanababish y madafaker.

El tercer nombre asupichimaye nació de una expresión familiar que se hacía cuando una salsa estaba en su punto y, además, picaba mucho. Gracias a esto, la familia ya está recibiendo pedidos de toda la república mexicana, Estados Unidos y ¡hasta en Alemania!

¿Ya las probaste?

Views:
1

Comments are closed.