El quiote, una delicia del maguey

Otro orgullo mexicano

Sabemos que el maguey es el nombre con el que se le conoce a la diversidad de tipos de plantas del género agave.

A lo largo de la historia, los magueyes han Sido utilizados para la elaboración de diversos productos.

Es de esta manera que se aprovechan sus fibras, su savia, sus flores y su tallo.

Las flores del maguey, son conocidas como gualumbos, gualumbos o patas de gallina de cerro.

Estas, son pequeñas flores de color amarillo.

Con el paso del tiempo, estas florecitas, han deleitado el paladar debido a su exquisito sabor.

Sin embargo, son poco conocidas por la producción tan limitada que se da.

Y es que solo florece una vez en su vida.

Es decir, cuando la planta tiene aproximadamente 15 años de edad, florece y comienza su muerte.

Esta flor pertenece a la familia de las agavaceas, y crecen en la punta del quiote.

El quiote es un tallo grueso y recto que brota del centro del maguey y que puede alcanzar alturas des hasta 10 metros.

De esta manera, tanto el quiote como la flor son comestibles.

Su sabor es amargo, por lo que se recomienda desflemar las flores y hervirlas en agua con sal.

También se les quita el tallo y el pistilo para dejar sólo el pétalo.

Aunque no son tan conocidas por toda la República, vaya que su utilización en la gastronomía te sorprenderá.

Pero, aunque no lo creas, la preparación de esta flor es uno de los ritos gastronómicos más antiguos y emblemáticos de México.

Existen diversas maneras de prepararlas.

Pueden ser rellenas de queso, capeadas o a la mexicana.

Pero, además, la piel de la flor del maguey se utiliza como envoltura para los populares mixiotes.

El pulque para preparar alimentos y las pencas para la tradicional barbacoa.

¿Alguna vez has probado el quiote y sus flores?

Views:
128
Article Tags:
Article Categories:
Más México

Comments are closed.