Más México

El misterioso fenómeno de la Cueva de los Tiburones Dormidos

Frente a las costas de Cancún, en Isla Mujeres existe un lugar que deslumbra por su arena blanca y el azul del mar. Debajo de este paisaje se encuentra un mundo fascinante gracias a las miles de especies que lo habitan. Pero hay una zona donde es posible tocar a uno de los depredadores más temidos de la naturaleza. Estamos hablando de la Cueva de los Tiburones Dormidos.

¿Te lo perdiste? “El Árbol del Tule, conoce el árbol con el tronco más grande del mundo”

Descubrimiento extraordinario

La cueva se descubrió hace 50 años por la curiosidad del pescador Carlos Castillo. Él quiso seguir a los tiburones para ver a dónde iban y por qué ya no volvían. Así lo hizo, pero con el apoyo del investigador Ramón Bravo Prieto, quien capturó las primeras imágenes de esta misteriosa cueva. 

Cuando entraron vieron a varias especies de tiburones: gata, toro, tintorera, tigre, punta blanca, etc. Definitivamente muchos hubiéramos salido corriendo al verlos.

Pero ante sus ojos vieron algo sorprendente: los tiburones estaban inmóviles sobre la arena con los ojos abiertos. Imagínate la escena con los temidos depredadores, completamente quietos, apacibles, que hasta te dan ganas de acariciarlos. ¡Nadie lo hubiera imaginado!

Además, la cueva estaba iluminada con un poco de la luz natural del exterior; por lo que parecía un sueño.

Tiburones ¿durmiendo?

Muchos científicos afirmaban que los tiburones no duermen. Por lo que la existencia de esta cueva y la noticia de los tiburones, sin duda, los conmocionó.

Algunas investigaciones señalan que el extraño fenómeno se debe a las condiciones del agua de la cueva y la posición de estos depredadores. Al colocarse contracorriente, los suaves movimientos de las cálidas aguas del Mar Caribe, hacen que los tiburones se queden quietos. De esta manera, ellos respiran el oxígeno sin la necesidad de moverse.

Aunque los tiburones se encuentren en un estado de somnolencia, para poder visitar la cueva, debes ser un buzo experto.

La Cueva de los Tiburones Dormidos es otro enigma de la naturaleza y de las costas mexicanas.

FOTOS: INTERNET

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.