Más México

El columpio del diablo, te helará los huesos #AyNanita

Tecozautla es considerado uno de los Pueblos Mágicos más asombros de Hidalgo. Su nombre proviene del náhuatl tetlcozauquila, que significa “Lugar donde abunda la tierra amarilla”. En épocas antiguas, fue uno de los centros más importantes del imperio Tolteca. Actualmente, goza de una gran oferta cultural y gastronómica. Estamos seguros que el contraste de sus paisajes y sus tenebrosas historias te asombrará.

Un ejemplo de esto último es la leyenda “El columpio del diablo” que tiene su origen en Tecozautla. ¿La conoces? Si no es así, prepárate para sudar del miedo.

¿Te lo perdiste? “La leyenda de los vampiros de Comala #AyNanita”

La leyenda cuenta que en un lugar de Tecozautla llamado “El columpio del diablo”, hace muchos años en plena oscuridad de la media noche, se escuchaban los quejidos de un hombre que parecía estar agonizando. La gente que pasaba por ahí, vivían una experiencia muy rara, quedándose sin habla, y hasta mucho tiempo después, reaccionaban para salir despavoridos de ese terrible lugar.

“Se heló hasta los huesos y crispo sus cabellos”

Una noche, dos personas que transitaban por aquel lugar, no resistieron la tentación al escuchar los quejidos y decidieron internarse en el lugar para ver de qué se trataba. Al llegar al lugar, no daban crédito a lo que veían, un hacendado que había muerto tiempo atrás se columpiaba en una cuerda que pendía de los dos cerros. Su rostro pálido dejaba ver su condición cadavérica, lo que les provocó un terrible miedo que los heló hasta los huesos.

Paralizados no daban crédito a lo que sucedía. De pronto una luz rojiza e intensa, abrasó al hacendado carbonizándolo por completo. Mudos, con los dientes riscados y los cabellos erizos, salieron despavoridos de aquel lugar. Pero cuando lo hicieron fueron sorprendidos por la muerte. Los dos hombres cayeron muertos por haber presenciado un encuentro con el diablo.

Se dice que aquél hacendado le vendió en vida su alma al diablo y que esa noche fue por el alma del propietario, que durante mucho tiempo anduvo en pena en el mundo de los vivos.

¡#AyNanita!

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.