Más México

El cocol: la historia del pan más antiguo de México

El cocol es uno de los panes más conocidos de México, además de uno de los más antiguos

Famoso para las generaciones que crecieron viendo al Tata, Jorge Arvizu, en televisión; el cocol es uno de los panes más característicos de nuestro país. Fácil de encontrar y versátil para combinarse, es uno de los referentes de la gastronomía mexicana.

En realidad, cuando Jorge Arvizu comenzó a personificar al Tata y a pedir su cocol en la televisión; este pan ya tenía años de estar existiendo. Su creación se remonta hasta la época de la conquista; pues la idea de hornear el pan vino con los españoles. Así, los habitantes del Valle de México aprendieron a prepararlo, y adaptaron la receta a los ingredientes locales. Ese fue el nacimiento del cocol; cuyo nombre en náhuatl es cocolli. Aunque algunos aseguran que significa abrazo, otros afirman que su significado va más hacia las palabras enojo o riña. De hecho, se dice también que de allí viene el término cocolazo, usado para referirse a un golpe.

Este pan, en forma de rombo, puede llevar ajonjolí; aunque es bastante común hallarlo sin él. Se prepara con anís y masa de harina de trigo endulzada con piloncillo. Es tradicional, sobre todo, en los estados de México, Tlaxcala, Veracruz e Hidalgo. Aun así, es conocido en gran parte de la región nacional. También los hay de queso, y suele acompañarse, en todas sus variedades, de café de olla o de atole.

Si te gustaría conocer más sobre las recetas antiguas mexicanas; te recomendamos leer sobre el poc chuc, o sobre el ahuautle, un insecto comestible.

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.